smotos

Dakar -> 24/01/2018

NACHO CORNEJO CON SMOTOS: “NO ME CONFORMO CON EL 10°, QUIERO IR POR MÁS”

Durante el pasado mes de agosto fuimos testigos de la notable actuación de José Ignacio Cornejo en la fecha mundialista el Atacama Rally donde estuvo incluso a un paso de ganar la última etapa. Tras esa actuación consagratoria el iquiqueño de 23 años golpeó puertas infructuosamente hasta el punto de ver coartadas sus opciones de disputar el Rally Dakar 2018. Con la moral abajo y sin mayores pretensiones el “Dragón Celeste” se mantuvo trabajando fuerte en lo físico con tal de olvidar el trago amargo, sin embargo, justo en la previa a la navidad recibió una llamada que cambió su vida en 180°, y es que Honda HRC, uno de los top teams del rally raid mundial, lo necesitaba como eventual reemplazante del lesionado Paulo Goncalves. Consciente que estaba ante una oportunidad imperdible, el Nacho viajó con rumbo a Lima donde el equipo encabezado por el español Raúl Castells lo confirmó como quinto integrante de la escudería, un sueño hecho realidad que el nortino aprovechó a la perfección, finalizando décimo (2° mejor ubicado del equipo) y transformándose de paso en el piloto más joven que consigue un resultado top 10 en la historia del Dakar. Con la tranquilidad que lo caracteriza, Nacho repasa junto a la feligresía de S Motos los principales pormenores de estas últimas 3 semanas que prometen catapultar definitivamente su promisoria carrera deportiva.

Mente fría, disciplina y constancia son 3 de las fortalezas que mostró Cornejo en el Dakar 2018.

Por Ignacio Psijas, fotos: Claudio Morales

 

El deporte motor suele ofrecer cambios impensados y tú lo viviste en primera persona pasando en apenas 3 semanas de no correr el Dakar a transformarte en el piloto más joven en finalizar dentro de los diez mejores en esta competencia. ¿Cómo viviste esa experiencia que posiblemente le dará un vuelco a tu carrera deportiva?

“Si, todo fue bien extraño. Durante los últimos días de diciembre recibimos la noticia (que se abría una posibilidad de correr en Honda HRC). Era una oportunidad que no podíamos desaprovechar, así que decidimos ir. Me sentía preparado, de lo contrario no habría viajado, y en definitiva viví una experiencia increíble con el equipo Honda. Aprendí mucho. Uno siempre ve los equipos oficiales desde afuera, pero ahora estando adentro pude confirmar todo el esfuerzo que ponen y el grado de detalle con el que trabajan para lograr los objetivos”.

 

Viajaste a Perú sin tener claro si ibas a ocupar la moto de Paulo Goncalves.

“Exacto, viajé el 2 de enero sabiendo que al día siguiente el equipo haría un Shakedown (último test antes de la carrera) en el que se confirmaría si Paulo podría correr o no. Si él estaba en condiciones tendría que haberme devuelto a mi casa. Estaba esa posibilidad, pero aún en ese caso sentí en todo momento que era un tremendo honor que Honda me hubiese llamado. Finalmente pude competir, hacer un buen papel y ser un aporte para el equipo”.

 

¿En qué momento Honda te notifica que reemplazarías a Goncalves?

“Fue una situación difícil. El 3 de enero tras probar las motos Paulo dijo que no se sentía bien, ante lo cual el equipo me confirmó la participación en el Dakar. Al otro día teníamos las verificaciones técnicas y administrativas, así que pasó todo muy rápido. Destaco el hecho que Paulo estuvo abierto a ayudarme en cualquier cosa que yo necesitara. Él entendió la situación, por lo tanto no tuvimos ningún roce ni nada por el estilo”.


Recibiendo las felicitaciones de Pep Segalés, jefe de prensa del team Honda HRC

 

Pasando a la parte técnica, ¿cuáles fueron tus primeras impresiones de la Honda CRF 450 Rally?

“Es una moto increíble, muy rápida y cómoda de manejar, pero solo pude andar sobre ella un día antes de la competencia, por lo tanto me fui soltando con el paso de los días de carrera y cada día me sentí mejor”.

 

Considerando el hecho que corriste en una moto que no conocías, seguramente fue ideal tener los primeros días de competencia en terrenos como los peruanos donde te sientes cómodo.

“Si, fue muy bueno que el rally comenzara en Perú, ya que son terrenos similares a los de Iquique en mi casa. Eso facilitó mi adaptación a la moto, me adapté más rápido y entre en confianza con ella. Sabía que en esas etapas podía andar bien”.

 

Pero de todos modos me imagino quedaste sorprendido de ubicarte séptimo en la general cuando apenas iban 4 etapas de carrera.

“Fue muy bueno quedar séptimo. La verdad es que en ese momento tenía ganas de algo más, quería escalar un par de posiciones, pero sabía que en algún instante llegarían los días malos como sucedió en Bolivia donde perdí un poco de terreno, con dos etapas quedando fuera del top 20. Fue difícil manejar esa situación, ya que perdí la confianza que llevaba arriba de la moto, la autoestima baja, pero en el cambio a Argentina me puse en contacto con mi psicólogo deportivo Emerson Guardia que me ayudó al igual que mi hermano (José Antonio). Ese día llegando a Argentina fue clave para recuperar terreno”.


Momento de relajo durante el impesado día de descanso en San Juan

 

Hablas de la parte psicológica que es clave en el deporte, y especialmente en una carrera como el Dakar, ya que la mente pasa por todo tipo de estados a lo largo de las 14 etapas. ¿Cómo manejaste este aspecto?

“Así es, el rally es una carrera en la que se trata de no cometer errores, pero no hay día en que no cometas alguno pequeño. Lo fundamental es que esos errores no te saquen de la concentración, ya que durante la carrera pasas por muchas emociones. Te va bien, te va mal, tienes caídas, sufres problemas en la moto y debes ser capaz de manejar todas esas emociones y pensamientos”.

 

Hablando de mente, mostraste mucha fortaleza para superar momentos difíciles en Bolivia y además ayudar con la mecánica a tu coequipo Joan Barreda que llegó lesionado a Uyuni?

“Esa fue una etapa dura con mucho trabajo. Por mi lado terminé sin el tapabarro trasero producto de una caída, y Joan también sufrió una caída que dañó un poco la moto. Si bien me tocó trabajar su moto, no fue tanto lo que debí reparar. Pude hacer bien ese trabajo, quedé muy cansado, pero sacamos adelante la etapa maratón, perdiendo terreno pero llegando bien a los días de Argentina que fueron claves”.

 

Llegamos a la décima etapa entre Salta y Belén que marcó el desarrollo de la carrera, y que en tu caso fue muy positivo al ubicarte sexto y sumar el mejor resultado en una etapa del Dakar.

“Fue mi mejor etapa y la que terminó definiendo el Dakar, ya que varios de los punteros se perdieron. Algunos tomaron el camino correcto como Matthias Walkner que en definitiva fue el ganador de la carrera. En ediciones anteriores durante esas etapas argentinas tuve malos días, me perdía entre medio de los ríos, pero estaba consciente que debía concentrarme, no cometer los mismos errores y al final tuve una muy buena etapa”.


Los rastros de la batalla tras terminar la etapa final en Córdoba

 

¿Ese fue el momento en que definitivamente pensaste que podías llegar entre los top 10?

“Si, ahí me metí noveno en la general logrando un poco más de diferencia con quienes me escoltaban. Luego perdí terreno cuando paré a ayudar a mi coequipo Ricky Brabec (13a etapa entre San Juan y Córdoba), pero era algo que debía hacer. En ese momento peligró un poco el top 10, pero el último día apretamos y pudimos conservar el décimo lugar”.

 

Generalmente se hablar que la última etapa del Dakar es tranquila, pero en tu caso estuviste sometido a una alta presión.

“Si, durante los dos últimos Dakar han sido muy intensos para mi, pues he estado peleando al segundo por lugares con otros pilotos. Me ha tocado apretar y no relajarme, pero creo que así es mejor, ya que vas más concentrado”.

 

Y en definitiva superaste la valla final con un top 10 que quedará por siempre registrado en las estadísticas.

“Es algo muy valioso en lo personal, para mi familia y quienes me han apoyado. Es un resultado que demuestra que estamos haciendo bien las cosas, me da motivación para seguir haciendo esto, pues sé que puedo mejorar mucho más”.


Abrazo chileno entre "QuintaFondo" y el "Dragón Celeste"

 

Compartes la opinión de otros pilotos con respecto a que este Dakar fue el más duro disputado en Sudamérica?

“Al menos en los que he estado yo fue el más difícil, con más del espíritu Dakar, con desierto y navegación, con etapas duras conductivamente hablando, pero no tengo experiencia de ediciones anteriores (a 2016) cuando pasaba por Chile”.

 

¿Este Dakar benefició tu fortaleza en la navegación?

“Si, me gusta la navegación, lo que es desierto abierto como se da en Chile y Perú donde me siento mejor, pero estamos reforzando las partes débiles como lo son el barro y los caminos sinuosos que corremos en Bolivia. Estoy mejorando en todo tipo de terrenos como lo mostré en Argentina, pero sé que aún me queda mucho margen para evolucionar”.

 

Pasando a la interna del equipo, desde afuera se notó que te insertaste muy bien en el team Honda HRC, siempre preocupándote de los detalles cotidianos que vivía cada uno de los componentes del team. Cuéntanos ¿cómo se de dio el fiato con la escudería?

“Siempre he sido de la idea que debe haber un buen ambiente de trabajo, sobre todo en las motos, ya que los mecánicos e ingenieros son parte de tu día a día. Muchas veces ellos no tienen días buenos y les puedes levantar el ánimo y viceversa dándote energías a ti en los momentos difíciles. Es importante mantener el equilibrio, he aprendido durante los últimos años que no debes descargar tu estrés con los demás y eso es algo que valoró mucho la gente del equipo, me llevé muy bien con ellos e hice una excelente relación con la mayoría de los integrantes”.


Merecida celebración junto al team nipón en Córdoba

 

¿El objetivo es seguir con Honda?

“Si, la idea es hacer todo el campeonato mundial y el Dakar 2019 con el equipo Monster Energy Honda. Me dieron la oportunidad de debutar en un equipo oficial y me encantaría seguir trabajando con ellos. Es un tema que escapa de mis manos, pero en los próximos meses tendremos la respuesta definitiva. Conocí gente increíble en Honda y aprendí mucho de ellos, así que pase lo que pase les estaré muy agradecido”.

 

¿Cuánto te ilusiona correr el próximo Dakar con un equipo oficial y hacerlo en Chile?

“Uff, sería un sueño. Uno de las razones que me motivó pasar del motocross al rally era que el Dakar pasaba por Chile. Aún no he podido correr uno en casa, pero espero con muchas ganas que vuelva el Dakar a nuestro país”.

 

¿Qué viene en tu calendario inmediato? ¿Descansar y esperar el llamado de Honda?

“Así es. Descansaré dos semanas para luego volver a los entrenamientos. La idea es seguir en esto por muchos más, seguir creciendo como piloto y como persona, ya que creo puedo mejorar el resultado de este año. Tengo muchas ganas de seguir en esta senda. No quiero conformarme con lo logrado, sino que ir por más”.

 

 

 

“Quiero agradecer a todas las personas que me apoyaron en esta carrera por sus buenas vibras. Espero haberlos representado de buena forma y vamos a seguir trabajando igual de duro para representarlos bien. Un abrazo”.

La sección de comentarios es abierta, las opiniones publicadas son de responsabilidad de quien las emite. Smotos.cl no se responsabiliza de ellas.
Ingresar >
Nuevo usuario

Síguenos en:

Revista SMotos

Argomedo 376 - Santiago de Chile / Fonos: (+56 2) 2635 4489 - (+56 2) 2222 0594

síguenos en:

Powered by: Quacrom.com