smotos

Dakar -> 12/01/2018

LO QUE NO SE VIO NI SE DIJO DE LA PRIMERA SEMANA DEL DAKAR

El Rally Dakar es uno de esos eventos que generan sensaciones extremas. O lo odias o te enamoras inmediatamente de él, y es que solo basta estar sumergido un día en esta competencia para darte cuenta has entrado en un mundillo especial, que no solo nos sumerge en la competencia tuerca más dura del mundo, sino que en una experiencia de vida que te marcará, para bien o para mal, por siempre. Esta edición número 40 ha confirmado plenamente la esencia histórica del evento otorgándonos una primera semana de acción cargada de hechos sorprendentes y un carácter extremo incluso superior al de años anteriores, por lo que en S Motos recopilamos parte del material que hemos recopilado desde nuestra llegada a Lima para compartir las historias que nos han dejado su impronta durante la fase peruana de la décima versión del Dakar en Sudamérica.

La camioneta de Alicia Reina no aguantó las exigencias de la quemante arena peruana (foto: agencias).

Por team S Motos

Fotos Claudio Morales, enviado especiales

Junto a nuestros partners Imoto S.A. y Metzeler

 

 

Los temas de la semana 1 del Rally Dakar

 

Y no le creían a Coma

Cuando hablamos de Dakar lo primero que se nos viene a la mente es exigencia máxima, pero durante las últimas ediciones en Argentina y Bolivia el eslogan de “rally más duro del mundo” se vinculó más a los aspectos climáticos y a la maratónica longitud de los enlaces que a la dureza de las especiales cronometradas… eso al menos hasta este año, y es que el regreso de Perú como país sede, más la obsesión (justificada) del director deportivo de la competencia Marc Coma por devolverle al Dakar su esencia marcada por la técnica y navegación ha terminado por convertir esta 40a edición del rally en la más dura del evento desde que llegó a nuestro continente en 2009.


Marc Coma dándole la bienvenida a Ignacio Casale

En la previa varios pilotos, incluso algunos de punta, tenían dudas con respecto a la dificultad del Dakar 2018, pero lo cierto es que desde el día 1 en Lima la competencia no ha perdonado a nadie, trayendo consigo un desarrollo de carrera impredecible en el cual la clasificación tiende a cambiar significativamente de un way point a otro.

 

Jaime tenía razón

Días antes de la carrera Jaime Prohens habló in extenso con S Motos dándose el tiempo para analizar con detalle las características del desierto peruano, y si bien no faltaron quienes consideraron “exagerados” los comentarios del copiapino al referirse a la dureza de estos terrenos, a la hora de la verdad el mayor de los hermanos Prohens demostró el porqué es un dakariano de tomo y lomo, y es que cada una de las etapas disputadas sobre el país incaico se destacó por tener una dureza extrema, más propia de lo que se veía hasta 2008 cuando el evento pasaba por el continente africano.


Joan Barreda desafiando las blandas dunas peruanas

El quemante calor del desierto sumado al viento, lo blando de la arena y la escasa visibilidad de algunas zonas producto del reflejo del sol en la superficie se transformaron en una verdadera pesadilla, y no solo para los amateurs, sino que también para los súper astros mundiales.

 

4”, el número negro de KTM

Si hablamos de “estrellas” que la pasaron muy mal durante su estadía en el desierto incaico no podemos dejar de mencionar al ganador del Dakar 2017 Sam Sunderland, quien tras partir la carrera con las luces encendidas ganando 2 de las 3 primeras etapas, se vio obligado a abandonar abrúptamente la prueba en la cuarta jornada a raíz de fuertes dolores en la espala que incluso en algún momento lo dejaron sin sensibilidad en su tren inferior. Afortunadamente el británico pronto recuperaría la movilidad, pero de cara a las pretensiones de KTM su adiós prematuro a la competencia fue un duro golpe, dado que era la máxima carta de los austriacos en esta edición del evento, sobre todo a raíz de la incertidumbre que existe con respecto a la resistencia física que tendrá Toby Price tras estar un año completo alejado de la competición.


Sam Sunderland terminó abrúptamente su participación en la cuarta etapa del Dakar, la misma que le costó el abandono a su coequipo Toby Price en 2017

Lo curioso del caso es que tanto Sunderland y Price a contar de ahora tienen un buen punto en común, puesto que ambos podrán decir que afrontaron su defensa del triunfo en el Dakar abandonando en la cuarta etapa luego de sufrir sendas lesiones. Definitivamente el día 4 de competencia no se les da bien a los ganadores de este rally.

 

El “Dragón Celeste” forja su nombre propio

Las lesiones de pilotos top comenzaron incluso antes de la carrera con la baja de Paulo “Speedy” Goncalves, cuyo infortunio se transformó en la oportunidad soñada que estaba persiguiendo José Ignacio Cornejo para integrarse a un equipo factory. Durante el pasado Atacama Rally deslizamos la opciones que el iquiqueño pasara a un team de punta, especialmente luego de la lesión de Pela Renet, y si bien nada sucedió en los meses venideros, el hecho que Honda HRC lo designara como reemplazante de un hombre con la experiencia de Goncalves habla a las claras que las escuderías con soporte de fábrica tienen muy presente las condiciones del “Dragón Celeste”, cuya consistencia y habilidad para sortear las dificultades lo transforman en un piloto dueño de un potencial que no debe ser desaprovechado.


Cornejo dialogando con el jefe de proyecto del team HRC Taichi Honda

En el Dakar todo puede cambiar a la velocidad de la luz, pero confiamos en que la capacidad de Cornejo para situarse entre los 7 mejores de la general tras solo cuatro etapas a bordo de la Honda CRF 450 sean el aval que necesitaba para consolidarse dentro de la elite del rally raid. No por casualidad hablamos del campeón mundial Junior de 2016.

 

Encontrando la fórmula

Dentro de la lista de pilotos que parecen estar definitivamente el salto de calidad para estar disputando los lugares de vanguardia uno de los más destacados es el caso de Antoine Meo. Nuestro bien conocido francés, quien se lució cada vez que corrió el Mundial de Enduro en Talca, sufrió dos años muy duros a raíz de las lesiones que sufrió en el Dakar 2016 (el cual terminó), y aunque en algunos momentos pareció que no sería capaz de recuperarse, su calidad campeón unida a su tenacidad por doblarle la mano al destino lo tienen de vuelta en su mejor nivel, finalmente tomándole la mano al rally raid y mostrando la velocidad que por tantos años lo llevó a ser considerado el mejor endurista del mundo.


Antoine Meo junto a su coequipo Laia Sanz

 

Endureros tomando el ritmo

El talentoso y polifuncional Meo no es el único piloto proveniente del enduro que está brillando en el Dakar 2018, puesto que el desierto y las dunas peruanas también fueron epicentro de muy buenas actuaciones por parte de Johnny Aubert, Jonathan Barragán y Oriol Mena.

La actuación de Aubert no debe ser considerada sorpresiva dado que ya había mostrado sus condiciones con el equipo KTM Factory en la edición 2012, sin embargo, ver a los españoles Barragán y Mena constantemente entre los top 20 en una superficie tan exigente para los pilotos debutantes como lo es la arena vaya que es reconfortante.


Gio Sala. team manager del equipo Gas Gas en el que corren Johnny Aubert y Jonathan Barragán

De momento Barragán y Mena han cumplido plenamente con las expectativas, lo que no podemos decir del querido Iván Cervantes, quien está cumpliendo su despedida como dakariano con una actuación, al menos parcial, muy lejana a lo esperado.

 

Nunca renuncies a tus sueños

El ex astro de KTM Isidre Esteve se ha convertido en otra de las sensaciones del Dakar llegando a ubicarse entre los top 25 de la categoría autos. El oriundo de Lérida, quien quedara parapléjico a consecuencia de un accidente en el Baja Almanzora 2007 compartió con S Motos sus sensaciones para esta nueva aventura en el rally off road más duro del mundo.

Este año nos encontramos compitiendo en un BMW V6 que hemos preparado muy bien en Francia. Corrimos a lo largo de los últimos meses en el Baja Aragón y el Rally de Marruecos para testear la máquina, y eso nos ha hecho llegar muy motivados a disputar este Dakar 2018”, comentó un optimista Esteve en Perú.


Isidre Esteve acompañado por Augusto Huaman, artesano de Lima

Consultado sobre las diferencias que presenta entrenarse para un Dakar en condición de minusvalidez el español es claro. “La preparación no es muy distinta a la que tenía corriendo en motos. Entrenamos igual, tenemos un equipo que está habituado a competir en rally, y además a nivel físico como deportivo me prepararé muy bien, ante lo cual mi discapacidad no es un problema. El deporte motor es el mejor ejemplo de una actividad inclusiva que permite a las personas con discapacidad estar compitiendo contra los mejores. En el Dakar han corrido personas minusvalidas en todas las categorías, por lo tanto está demostrado que podemos hacerlo bien”, expresó el incombustible Esteve, quien no puede dejar nuestro diálogo haciendo una mención a su buen amigo Carlo de Gavardo.

Compartimos Dakar como pilotos privados en 1998 y 1999, y luego fuimos coequipos en KTM Factory. Fuimos buenos amigos, por lo que guardo excelentes recuerdos tanto de él como de su familia”, comentó con un tono de nostalgia el español que a 20 años de su debut dakariano sigue dando batalla al más alto nivel.

 

A la caza de la victoria

Siguiendo con los españoles que escriben historia en el Dakar, uno que tiene mucho que decir es Jordi Arcarons, quien actualmente está aportando su vasta experiencia rallystica como director deportivo del team Yamaha Factory. Hace unos meses el catalán nos comentó en el Atacama Rally que la marca de los diapasones estaba trabajando a full time con objetivo de luchar por el triunfo dakariano, un objetivo que lucía duro, pero que al tenor de los resultados obtenidos durante la primera semana de carrera por los franceses Adrien van Beveren y Xavier de Soultrait parece cada vez más fuerte.


Jordi Aracarons aportando su experiencia en el team Yamaha que tiene como máxima carta a Adrien van Beveren

Directo y analítico como siempre, Arcarons ratificó sus conceptos en Perú, dejando en claro que el objetivo de su team es uno solo: quedarse con el touareg que consagra al ganador.

Trabajamos mucho a lo largo de 2017 y hemos evolucionado la moto, lo que nos ha permitido llegar muy competitivos al Dakar. Sabemos que nuestros rivales son fuertísimos, pero nuestro objetivo es ganar para lo cual debemos ser rápidos, navegar bien y no cometer errores, un compromiso que es súper difícil de cumplir. Para esta edición la clave, más que ser veloces, será mantener una fiabilidad absoluta”, señaló Arcarons con la claridad propia de un tipo que supo luchar por la victoria en el Dakar y que conoce todos los secretos del traicionero rally raid.

 

Acerbis, siempre presente en las grandes fustas

Amigo de la casa y protagonista en los máximos eventos vinculados a las dos ruedas, Franco Acerbis se ha dado cita en las rutas peruanas donde no solo está comercializando su prestigiosa marca, sino que además ofreciendo un servicio internacional para optimizar las comunicaciones en un evento tan inhóspito como el Dakar.

El italiano bromeó con la eliminación tanto de la selección “azzurra” como de nuestra “roja de todos” del Mundial de Fútbol de Rusia 2018, pero además no perdió ocasión de vislumbrar su próxima visita a los Six Days de Viña del Mar.


Franco Acerbis, siempre con Chile en el corazón

“Sabes que estuve que en el ISDE de La Serena 2007. Me encanta Chile, todos los recordamos con mucho cariño. La federación chilena tiene una capacidad demostrada para organizar una muy buena carrera, así que guardo con altas expectativas esta nueva edición del Six Days”, afirmó Franco, no sin rematar su dialogo con S Motos entregándole un saludo a la gente de Imoto, distribuidor en Chile de su marca Acerbis. “Imoto es un gran operador, trabaja con empeño y organización. Carlos (Clericus) ha cumplido un papel vital en el desarrollo de su empresa”, confesó el italiano, quien tiene como sueño traspasar a las próximas generaciones toda su pasión por el motociclismo.

 

Del MotoGP a las dunas

Cuando hablamos de pasión, vaya que se necesita de esta cualidad para correr un rally de las características del Dakar, en el que se suele pasar muy malos ratos. Si disputar el Dakar ya es duro de por si, aún más extremo es el caso de los riders Malles, quien tras completar la etapa deben hacer por cuenta propia la asistencia técnica de sus motos. Prueba de aquello lo confirma el holandés Jurgen van den Goorbergh, quien este año ha disputado la edición 40a del evento ubicándose provisoriamente en la cuarta posición de esa categoría.


El holandés ganó 2 pole positions durante su periplo en el MotoGP

Van den Goobergh es un caso atípico, puesto que lejos de provenir del MX o el Enduro como sucede con la mayoría de los pilotos, él tiene una experiencia totalmente diferente heredada de sus años al más alto nivel en el MotoGP. El tulipán no ganó carreras en la serie mayor del motociclismo de velocidad, pero supo lograr pole positions y protagonizar Grandes Premios muy competitivos, un currículum muy interesante, pero que no sirve de mucho al entrar a la disciplina del rally cross country, donde se pasa de la pulcritud del asfalto a la dureza extrema del ambiente off road donde nadie sabe lo que te deparará el destino en la próxima curva.

 

Sin dolor no hay recompensa

Ya que hablamos de los pilotos de la categoría Malles Motos (donde corrió Cristóbal Guldman), cabe mencionar que el puntero de esta edición 2018 hasta la fecha es nada menos que el francés Olivier Pain, quien por varios años fue piloto oficial de Yamaha llegando a liderar el Dakar en 2013 y sumando el último podio que ostenta la marca japonesa en 2014.


El francés Olivier Pain fue líder de la general en la edición 2013

Olivier, cuyo apellido si lo traducimos del inglés significa “dolor”, le está haciendo honor a su last name, ya que se insertó este año en la serie más duro del Dakar con el objetivo de sumar la victoria y así cicatrizar parte de la herida que recibió al no mantener el liderato de la general que ostentó en la edición 2013.

 

Gines Pulgar, el chileno con más kilómetros en el Dakar

Cuando cubrimos un Dakar y nos encontramos en el camino con una Ford F250, año 1955, color lila, sabemos fehacientemente que se trata de un chileno, y de uno muy especial: se trata del calerano Gines Pulgar, quien desde que el evento llegó a Sudamérica en 2009 se ha dado el lujo de recorrer todas las etapas del evento haciendo esfuerzos increíbles para completar el recorrido con su magnífica nave americana, que necesita de cuidados importantes producto de su larga vida útil.


El calerano siempre con la banderita chilena en todas las etapas del Dakar

Pese a las dificultades que implica cumplir 10.000 kilómetros en las condiciones más extremas, Pulgar siempre está ahí con su mejor sonrisa demostrando que para cumplir nuestros sueños solo necesitamos tener energía y la convicción para lograrlos. ¡Todo un ejemplo de vida!

La sección de comentarios es abierta, las opiniones publicadas son de responsabilidad de quien las emite. Smotos.cl no se responsabiliza de ellas.
Ingresar >
Nuevo usuario

Síguenos en:

Revista SMotos

Argomedo 376 - Santiago de Chile / Fonos: (+56 2) 2635 4489 - (+56 2) 2222 0594

síguenos en:

Powered by: Quacrom.com