Advertisement

smotos

Dakar -> 17/11/2017

CRISTÓBAL GULDMAN Y SU SUEÑO DAKARIANO: “QUIERO GANAR LA CATEGORÍA MALLES MOTOS”

El iquiqueño es un muy buen ejemplo de lo que significa transformar un difícil momento en una gran oportunidad, y es que la reducción presupuestaria que sufrió con miras al Dakar 2018 ha potenciado su espíritu combativo, tal como lo demostró hace unos meses al inscribirse en la serie “Original by Motul” (ex Malles Motos), decisión que implica correr el rally raid más duro sin asesoría técnica y logística de ningún tipo, un reto de marca mayor pero que lo tiene muy motivado y con la ilusión de ir a la caza de la victoria en esa categoría midiéndose ante rivales de fuste como el francés Olivier Pain. Lo invitamos a conocer las impresiones de Cristóbal Guldman en la antesala a su cuarta participaciones dakariana.

Guldman está con la ilusión de dar que hablar en el próximo Dakar Perú-Bolivia-Argentina 2018.

Por Ignacio Psijas

 

Cristóbal, se viene tu cuarta participación en el Rally Dakar, pero esta vez en condiciones bien especiales, ¿no?

“Si, será un Dakar bien especial porque lo correré con menos apoyo que nunca. Si bien las marcas que me han apoyado desde siempre siguen conmigo, algunas han disminuido fuertemente su soporte como es el caso de Kawasaki Cidef que en esta edición decidió no renovarme las motos, lo cual supone una desventaja grande porque voy con mi cabeza pesada, sin la tranquilidad de saber que nada fallará. Voy con una merma en el presupuesto, por lo que tomé la determinación de ir en la categoría “Original by Motul” (ex Malles Motos), una serie muy competitiva que cuenta con 20 pilotos de los 190 que conforman la grilla de este Dakar, y todos en igualdad de condiciones. No vamos con ningún tipo de soporte de fábrica, sino que cada uno con su cajón de herramientas y repuestos, por lo que debemos batirnos sin ayuda externa. Además es obligatorio dormir en carpa sin comodidades de hotel. Eso demuestra que es una categoría con la esencia del Dakar de África, en que el desafío era llegar a la meta sin ninguna clase de asistencia. Este es mi nuevo desafío, lo estoy enfrentando de una manera súper pro, llevo más de un mes en Santiago preparando la moto por mi cuenta, ya que necesito conocerla y saber cuales son los circuitos que se están armando, cómo reparar los problemas. Necesito tener claro como arreglar un motor de manera efectiva y rápida, por lo tanto hasta estoy cronometrando para saber cuanto me demoro en armar y desarmar la moto por mi mismo. En definitiva de la adversidad salió la oportunidad, así que estoy contento de hacer el Dakar de esta forma”.

 

¿De qué forma te estás preparando para este desafío que implica un conocimiento técnico a fondo de la motocicleta?

“Estoy trabajando con Mauricio y Esteban Smith. Ellos la experiencia de haber corrido en Malles Motos. Mauricio es dueño de la empresa Rally Store, nos provee en Chile de todos los sistemas de navegación, nos configura los equipos y nos soluciona problemas, sabe mucho de electrónica y electricidad, por lo que me está ayudando a construir mis circuitos. También estoy trabajando con Patricio Alfaro, dueño de Alfa Musa Company, quien es mi preparador físico y me está entregando toda la suplementación que necesito. Estoy entrenando con él personalmente en un gimnasio, ya que no solo debo resistir 12 horas diarias en la moto, sino que también tener energía, concentración y foco para reparar la moto al llegar a los bivouac y al mismo preparar la navegación. Además cuento con la asesoría de Esteban Smith, quien me está dando los principales tips para optimizar los tiempos. En cuanto a comunicaciones dispongo de la ayuda de Mario Saavedra. Con él tenemos la idea de hacer transmisiones en vivo durante las etapas del Dakar y mostrarles a todos la experiencia de trabajar sin mecánicos y lo que sufrimos como piloto. Vamos a general un docu reality y posterior programa con esto, una idea que partió en el último Dakar cuando hice algunas transmisiones que fueron muy bien recibidas. Creo en definitiva que me estoy asesorando de los mejores profesionales en todas las áreas”.


Si bien el enfoque de carrera para un rider Malles tiende a ser más conservador, ¿cuánto te motiva la posibilidad de luchar por puestos de privilegio en esta categoría que históricamente ha tenido presencia de muy buenos pilotos?

“Veo que el nivel técnico que tengo de pilotaje, conocimientos y preparación física me pueden permitir llegar a los lugares más altos de esta categoría. Voy mentalizado en ganar la “Original by Motul”, sé que no será fácil, que correrán pilotos con mucha experiencia, algunos profesionales, como por ejemplo Olivier Pain que tiene 10 participaciones en el Dakar y sacó incluso un tercer lugar. Hay que hacerlo bien y creo que los 6 días en arena (Perú) me van a favorecer mucho. Son etapas que debo aprovechar porque mi conducción en esa superficie es alto y el nivel de la destrucción de la moto es bajo. Además luego vienen etapas de rectas largas donde mi Kawasaki es lenta, por lo tanto los días en Perú serán claves”.

 
Guldman se lució en el deiserto peruano al ganar el Baja Inka 2016

 

Este Dakar será el más reducido en cuanto a participantes chilenos desde que el evento llegó a Sudamérica. ¿Cómo lograste zafar de este merma e inscribirte una vez más considerando que durante el año perdiste el apoyo de marcas importantes?

“Eso lo logré tomando esta decisión de correr en Malles Motos. Cada año se hace más difícil para los chilenos estar en el Dakar. La prensa en general no está con nosotros y sin ello es muy complicado lograr el apoyo de los auspicios. Podría haberme bajado de la categoría. Mi debut en el Dakar fue muy duro ya que tras participar en una cantidad innumerable de concursos y presentar proyectos, nunca tuve una respuesta positiva, por lo tanto mi participación solo se gestó a partir del wild card que gané en Perú. Siempre he pensado que si llego a no correr un Dakar luego será muy difícil volver, ante lo cual este año hice una evaluación de mis recursos y tomé la decisión de ir sin asistencia. Tengo compromiso con mis auspiciadores y con la gente que me sigue en Chile, y no quise quedarme abajo. Ya sé que soy capaz de terminar los Dakar, por lo que ahora el objetivo es probarme a mi mismo y a la gente dejando en claro que se pueden vencer las adversidades de las condiciones. Mientras más difícil más atractivo es el desafío. Antes decía que los pilotos de Malles Motos eran unos locos, pero ahora me sumo a ella ya que mi posibilidad de correr un nuevo Dakar, y como estoy loco ahí voy”.


En los últimos años recibiste un fuerte apoyo de Iquique. ¿Se mantiene la tendencia o para esta edición el esfuerzo presupuestario vino más de tu parte?

“El Gobierno Regional de Iquique me sigue apoyando afortunadamente por tercer año. Le agradezco a todos los CORE que confían en mi como un aporte deportivo a la Región de Tarapacá. Sin eso no podía subirme al Dakar, ya que con esa parte cubro una parte importante de los costos. El esfuerzo presupuestario ya no viene de mi parte porque llevo dos años dedicándome exclusivamente al motociclismo. Lo que hago o no hago depende del apoyo que logre generar en las carreras, de las clases, charlas y capacitaciones que hago. Antes trabajaba como ingeniero, lo que me permitía absorber deudas de las competencias, pero ahora dependo de los auspicios. Mi decisión de no seguir como ingeniero mecánico fue para potenciar más mi nivel como piloto de rally, y para ello la única opción era dedicarme profesionalmente a esto como lo he venido haciendo. No soy un piloto de turismo, sino que alguien que busca resultados”.

¿Cómo ves las posibilidades de sumar más financiamiento privado en el mes y medio que resta para el Dakar?
“Sigo trabajando en eso, porque mientras más apoyo reciba mejores posibilidades tengo de lograr un buen resultado, sobre todo en una carrera de larga aliento como el Dakar. Quiero aprovechar este espacio para invitar a la gente y que se incentive a ir conmigo, este año vamos a dar que hablar, vamos a dar noticia, soy el único chileno que correrá en esta categoría “Original by Motul”. Todavía estamos atrás en el presupuesto, por lo tanto el que quiere sumar algo es súper bienvenido. De todas maneras una vez más me la jugaré y correré el Dakar, no importando el costo. Aquí no me bajo, ya que honraré a todos los que me han apoyado, aunque confieso que tengo la cabeza hecha un nudo porque los números no me acompañan de momento”.

 

Finalmente un mensaje para todos aquellos que te siguen y valoran esta nueva presencia en el Dakar.

“Primero que todo agradecerles a todos por el apoyo. Para nosotros los pilotos es súper importante recibir esos mensajes, sobre todo en un Dakar donde pasas por todo tipo de sentimientos. Ese apoyo es motivación para seguir adelante y no claudicar pese a las dificultades que pases en la carrera. No soy un piloto de familia motociclística, estoy lejos, vengo de Iquique, por lo tanto todo es más difícil. Espero que sigan la carrera conmigo, les mostraré el Dakar por dentro y ojalá servir de inspiración a los niños o sus propios padres para que vean que cualquier persona con garra, motivación y pasión es capaz de estar en este rally. Acá nada es lejano, ya que con fe todo se puede lograr”.

La sección de comentarios es abierta, las opiniones publicadas son de responsabilidad de quien las emite. Smotos.cl no se responsabiliza de ellas.
Ingresar >
Nuevo usuario

Síguenos en:

Revista SMotos

Argomedo 376 - Santiago de Chile / Fonos: (+56 2) 2635 4489 - (+56 2) 2222 0594

síguenos en:

Powered by: Quacrom.com