Advertisement

smotos

MotoGP -> 15/11/2017

VIÑALES PASÓ DEL LLANTO A LA RISA EN 48 HORAS: “TENGO UN LÍO EN LA CABEZA”

Una de las notas más sorprendentes que dejó la primera jornada de test post temporada del MotoGP en Valencia tiene relación al rendimiento de Maverick Viñales. El piloto de Yamaha lideró la sesión del martes, noticia que a priori no debería provocar mayor revuelo en un hombre de su nivel conductivo, pero dadas las circunstancias del último fin de semana provocó un verdadero remezón en el paddock, puesto que ni siquiera el propio “Mack” entiende como en menos de 48 horas pasó de correr anónimamente en puestos absolutamente secundarios durante el GP del domingo a marcar tiempos 1,5 segundos más veloces en las pruebas privadas, una mejora superlativa muy inusual en un circuito donde mejorar 2 a 3 décimas ya es un éxito.

Si fuesen por los resultados conseguidos en test privados Maverick Viñales sería el campeón del mundo de esta temporada.

Fuente: marca.com

De la nada al todo. De cero al infinito. De estar en la m... a la gloria. Todo esto vivió Maverick Viñales en sólo unas horas. El de Roses vivió su peor fin de semana con Yamaha. Lloró después de cada entrenamiento. Sintió una frustración enorme, una impotencia absoluta. Todo refrendado porque le ocurría en una pista en la que asombró al mundo justo hacía un año, cuando se subió por primera vez a la Yamaha y eclipsó el debut de Lorenzo con la Ducati o, incluso, fue capaz de batir al campeón Márquez.

En Cheste comenzó un idilio que duró toda la pretemporada y las primeras tres carreras. Pero todo se fue torciendo hasta desembocar en un año sin título, que es lo único que le importa, asqueado y sin disfrutar pilotando. Todo cambió con el test. No es sencillo explicar el cambio radical. Primero, hubo mejores condiciones y la pista estaba mejor. Pero, sobre todo, montó el chasis 2016 ya con los ajustes que no pudo en la carrera y volvió a volar. A ser él mismo. Ha estado todo el año realizando mil pruebas. Tantas que se perdió. Tenía cuatro motos. Una con el chasis 2016; otra con el de 2017; otra con un motor nuevo 2018 y la última, negra, con un carenado nuevo, con alas camufladas.

Lo extraño es que probó todas menos la del propulsor y fue bien con todas. Maverick volvía a reír, a hacer bromas. Parecía otro. La parte mala es que esto le crea más dudas. "Para mí, ir bien es peor. Como piloto estaba al mismo nivel el domingo que hoy. La diferencia es un segundo y medio por vuelta. Para mí, es un lío en mi cabeza. No lo entiendo. Como he dicho, hay que centrarse en nuestra moto. Configurarla y seguir trabajando duro. Como piloto, es positivo, me tranquiliza. Sigo yendo rápido como siempre. Me da mucha confianza verme que apretando puedo. Es muy importante en la cabeza, mentalmente", expuso algo aliviado. Es más, durante estos días, a ''''''''Mack'''''''' se le veía enfadado, casi discutiendo con Forcada, su jefe de mecánicos. Son dos fuertes caracteres. Pero seguirán juntos. Hasta se ven reforzados con los malos momentos. "Me siento muy bien con el equipo. En los tiempos duros hemos hecho más piña aún. Nos hemos ayudado más. Estoy muy contento del equipo que tengo. Este fin de semana han cambiado 20.000 cosas y han seguido trabajando y dándolo todo hasta las cuatro de la mañana. Demuestra que es un equipo fiel, que dan su cien por cien. Merecen todos mis respetos", soltó.

Ahora falta confirmar el camino, despejar el bosque. Rossi lo tiene claro: quiere la base de 2016. Y le desea suerte a Zarco, al que le gusta la 2017. Viñales quiere más pruebas. Y pide que Yamaha le dé a Johann la misma moto que a ellos para tener más datos. Sea como sea, Maverick volvió a sentirse como el futuro campeón que es. Es sólo un test y en otros también brilló tras ''''''''perderse'''''''', pero, al menos, ve la luz al final de un largo túnel.

La sección de comentarios es abierta, las opiniones publicadas son de responsabilidad de quien las emite. Smotos.cl no se responsabiliza de ellas.
Ingresar >
Nuevo usuario

Síguenos en:

Revista SMotos

Argomedo 376 - Santiago de Chile / Fonos: (+56 2) 2635 4489 - (+56 2) 2222 0594

síguenos en:

Powered by: Quacrom.com