Advertisement

smotos

MotoGP -> 13/11/2017

HASTA CON EL DADO ES CAMPEÓN MUNDIAL; TODAS LAS REACCIONES DEL INCREÍBLE “CHICO MARC”

Es actualmente el piloto más veloz del motociclismo, el más agresivo, el que nunca se guarda nada en pista y el que salva de manera casi extraterrestre caídas que parecen casi inminentes. Nos referimos a quien otro que Marc Márquez, el chico súper poderoso del MotoGP que a sus 24 años no solo ostenta estas cualidades, sino que incluso tiene la suerte del campeón, como lo mostró ayer tras la carrera en Valencia al apuntarle con el dado justo al número 6 que coincide con sus títulos mundiales conseguidos en 125cc, Moto2 y MotoGP. Pasemos a revivir parte de las reflexiones que compartió el rider de Honda tras su nueva conquista en el circuito Ricardo Tormo.

Márquez está con la suerte del campeón, incluso en el azar.

Fuente: marca.com

"Todo al seis". Un dado gigante fue la estrella en la celebración del sexto título de Marc Márquez tras una carrera de infarto final en Cheste.El ilerdense, eufórico, nada más ganarlo con un tercer puesto, se fue a la grada donde estaban sus aficionados y allí su hermano Álex le dio el dado. Lo tiró y casualmente cayó en el seis, su número de títulos.

El de Cervera no sabía nada de la celebración, pero se imaginaba que algo haría que cayera por esa cifra. "No me fiaba del todo, por eso fui corriendo tras él por si había que tocarle", bromeó. Pero estaba trucado. De hecho, tenía tanto peso interior que a uno de los asistentes se le cayó sobre el pie y le provocó un una cojera por varios minutos. Márquez, ajeno a todo, brincaba en la platea, con el confeti surcando el cielo. Cogió el casco dorado conmemorativo, se puso la camiseta del título -con el dado y el lema Big 6 por un juego- y puso una bandera roja con el número 1 en su Honda. Arrancó en dirección al corralito y comenzó a arder la tradicional traca. Llegó como un poseso a lanzarse a abrazar a los suyos, que le recibieron al grito de Campeones, campeones, que iniciaba Santi Hernández, su jefe de mecánicos. Subió al podio y Álex, de nuevo, lanzó el dado. Él se lo devolvió. Menos mal que cayó al suelo y no dio a nadie. Después de la ceremonia del himno y la lluvia de cava, Pedrosa y Zarco le dejaron solo en lo más alto del cajón. La gente, en la histeria, gritaba Márquez, Márquez. No hubo pitos, precisamente. Él se dedicó a hacer guiños a los suyos, que gozaban desde abajo. Llegó su bailecito, su amago de patada, que pareció un homenaje a Chiquito de la Calzada, y un zapateado con golpes y zarandeando la barandilla. Casi tira todo el tinglado. Le quedaban fuerzas después del esfuerzo. 6,6,6, el número de la bestia, que es lo que es. Márquez no tiene truco, simplemente gana porque es el mejor. Le tocaba hacerse la foto de los campeones con Mir y Morbidelli, más un sinfín de entrevistas televisivas. No había relax. Los suyos, su dream team, gritaban en el box. Los japoneses ya están acostumbrados al jolgorio, aunque un par de palmaditas en la espalda entre el presidente de HRC y el jefe técnico fue toda su felicitación.

El dado fue puesto a buen recaudo. Su destino: su museo en Cervera. Ya es parte de la historia, como Márquez, aunque él, después, con pausa, intentara lo imposible, relativizar todo. "No quiero pensar en números, nombres o límites. Estoy en un sueño y quiero seguir en él. Tengo 24 años y vivo en el mundo en el que quería vivir desde cuando tenía cinco. Pero siempre con los pies en el suelo. Soy campeón hasta enero, ahí empieza otra temporada", atajaba al valorar hasta dónde puede llegar.

Soy campeón hasta enero, ahí empieza otra temporada"

La sección de comentarios es abierta, las opiniones publicadas son de responsabilidad de quien las emite. Smotos.cl no se responsabiliza de ellas.
Ingresar >
Nuevo usuario

Síguenos en:

Revista SMotos

Argomedo 376 - Santiago de Chile / Fonos: (+56 2) 2635 4489 - (+56 2) 2222 0594

síguenos en:

Powered by: Quacrom.com