smotos

Motocross Nacional -> 24/05/2017

EL PIPE SE DESPIDIÓ FRENTE AL MAR; CIEN GLOBOS LO LLEVARON AL CIELO DE LOS CAMPEONES

"Tal vez mañana sonría la fortuna. Y si te toca llorar es mejor frente al mar. Si yo pudiera unirme a un vuelo de palomas", dice Serrat al momento de decir adiós a uno de los nuestros, a unos de nuestros jóvenes más alegres, más completos y sencillos, a uno que nos hará falta cuando revisemos las grillas de largada del próximo Nacional MX, por ejemplo. Se nos fue el Pipe frente al Mar, a su Océano Pacífico, en su V Región querida. Y lo hizo también frente a los suyos, a sus familiares y amigos, en dos actos multitudinarios, sobre todo el que tuvo lugar en el Parque del Mar en Concón, donde la caravana de dolientes se sumaban por cuadras. Revista SMotos también estuvo ahí y le grita a Felipe Ignacio Faúndez Loo : ¡Vuela alto, hasta el cielo de los Campeones!

Momentos de tristeza, dolor, pero también de mucha alegría y amor hacia el Pipe se vivieron esta tarde en el Parque del Mar

Team SMotos

Todos quienes hablaron en la misa del Parque del Mar o al momento de sepultar a un joven que tuvo la sabiduría y amor de donar sus órganos, coincidieron en su "alegría, lo buen muchacho y lo destacado" que fue en diversos frentes, como en el motocross, en la Universidad y, principalmente, como hijo, hermano, tío, cuñado.

 

A propósito de ello, Marcos, su papá, nos escribió tras los funerales :

"Les escribo primero para darles las gracias por todo el apoyo brindado a mi y mi familia y después para que en mi nombre puedan expresar mis más sinceros agradecimientos a todos y cada uno de los hermanos de las dos ruedas. Le dimos el más lindo y cariñoso adiós a mi felipito FF172 con mucho amor y cariño , esperando que su acto de humildad y amor a prójimo sirva para que todos seamos más gentiles ,cariñosos y mejores personas con nuestros seres queridos. Felipe nos dejó como su gran legado en sus últimos suspiros una enseñanza de vida que muy pocos somos capaces de realizar : regalar vida a muchas familias que lo necesitaban , nuevamente mil gracias por todo y como mi ángel me diría... nos veremos en las pista de carrera porque son y serán nuestra gran pasión".

 

Digamos que el día fue largo, emocionante, cansador y sorprendente para la familia (especialmente para Marcos, la señora Oriana, Leonardo y Daniela). Los restos del Pipe fueron velados desde tempranas horas del día en la Capilla de Olmué, al lado de la Alcaldía. Hasta exactamente las 13:00 horas cuando Carabineros abrió paso a la caravana que enfilaría hacia el cementerio de Concón...
Felipe fue escoltado por un grupo de motoristas que le dieron su adiós con el rugido potente de las motos, mientras las campanadas de la Iglesia se hacían sentir. Su moto Yamaha # 172 fue subida a una camioneta por su primo Cristian Loo, en tanto un grupo numeroso de olmueínos lo despedía con banderas o se subía al bus dispuesto por la Municipalidad.

A las 3 en punto de la tarde se inició el oficio religioso por el eterno descanso del alma de Felipe Ignacio Faúndez Loo, acompañado por numerosos personajes de las motos llegados desde los más distintos puntos del país, como Iquique, Talca, Santiago, Quillota, Viña del Mar, Curicó, Los Andes, Chillán, etc.
Un grupo grande de compañeros de la Universidad Andrés Bello (ingeniería) también se hizo presente con globos de todos colores, que serían lanzados al cielo al término de la ceremonia.

Nuestro cálculo nos dice que hubo un millar de personas en el Adiós al crossista, reflejado en unas 4 cuadras de caminantes hacia su morada definitiva.
Tomaron el micrófono para despedirlo un dirigente del Club Social El Aromo (donde Pipe jugó a la pelota), su papá Marco, un profe de la Universidad, un amigo de la vida, su abuela paterna, Ricardo Aravena (quien dijo palabras muy emotivas, considerando que su hijo Jeremías se encuentra tetrapléjico por una caída), el viñamarino Andrés Soto (quien solicitó permiso para "patear" por última vez la moto del campeón) y la señora de Leonardo -el querido hermano mayor-, quien recordó que Felipe quedó debiendo un baile a su hermana, que iban a compartir después de la carrera...Nos parece que "Nunca me Olvides" de Yandel.

Pipe se fue por una embolia cerebro-vascular, con caída posterior en la pista La Finca, compitiendo como le gustaba y donando prácticamente todos sus órganos a otros jóvenes como él, que lo necesitaban.
¡Grande y solidario hasta el Final!
Saluda por favor Felipe, en el Cielo de los Campeones, a todos aquellos que se fueron antes y que nos esperan algún día a todos los amantes del motociclismo.

La sección de comentarios es abierta, las opiniones publicadas son de responsabilidad de quien las emite. Smotos.cl no se responsabiliza de ellas.
Ingresar >
Nuevo usuario

Síguenos en:

Revista SMotos

Argomedo 376 - Santiago de Chile / Fonos: (+56 2) 2635 4489 - (+56 2) 2222 0594

síguenos en:

Powered by: Quacrom.com