Advertisement

smotos

Noticias -> 26/04/2017

CAE BANDA QUE CONTRABANDEABA MOTOS DE CHILE A SAN JUAN; LIDER ES ENDURISTA DE 20 AÑOS;HAY UN CHILENO

TIEMPO DE SAN JUAN, Argentina, 25 de abril 2017.- El deporte sanjuanino se vio sacudido después de este fin de semana cuando cayeron 3 sanjuaninos, dos de ellos corredores, por meter motos sin declarar desde Chile, sumando así 7 personas involucradas en menos de un mes por ese tipo de maniobras. De los 7, 5 están presos. Entre ellos un chileno de apellido Villalobo.

Gendarmes argentinos con 3 motos KTM incautadas a deportistas sanjuaninos (Diario El Tiempo de San Juan)

www.tiempodesanjuan.com

El último capítulo fue la detención de Fernando Reyes, un piloto de rally, su hijo Gerardo de 18 años y la estrella del enduro Alberto Zapata Bacur. Pero estos 3 no son los únicos deportistas relacionados al ingreso ilegal de vehículos, ya que el miércoles pasado quedó detenido Osvaldo Fernández, quien compite en la categoría Seniors.

Leé más: De película: así cayó el endurista y el piloto de rally con motos contrabandeadas de Chile 

A estos 4 se suman el empresario propietario de farmacia San Martín, Jorge Coll, quien también intentó ingresar dos motos, sólo que no quedó detenido ni imputado por contrabando de vehículos, ya que el hombre no habría intentado evadir el control aduanero. Junto a este hombre quedó señalado también su acompañante, identificado sólo por su apellido: Galván. 

Por el mismo motivo hay también un ciudadano chileno, de apellido Villalobo, vinculado. Sería quien pasó junto a Osvaldo Fernández el pasado miércoles. 

Por el momento, Fernando y Gerardo Reyes y Alberto Zapata Bacur están imputados por delitos Federales, ya que intentaron darse a la fuga. Fernández y Villalobo también fueron señalados por contrabando, ya que fueron descubiertos mientras intentaban desviarse entre un control cordillerano y otro. 

Leé más: Al endurista y sus amigos los buscaban con INTERPOL y les prohibieron el ingreso a Chile 

La situación es diferente en el caso de Coll, ya que, según presumen, la intención era hacer la misma maniobra que la dupla argentino-chilena, desviarse entre entre un control aduanero y otro, pero en Guardia Vieja un Gendarme se subió a la camioneta y los acompañó hasta Las Flores, donde ellos mismos reconocieron llevar la moto. Así fue que el empresario y su acompañante son investigados por infligir las normas aduaneras y no descartan que tengan una derivación a la Justicia.

DE PELÍCULA : ASÍ CAYÓ EL ENDURISTA Y EL PILOTO DE RALLY CON MOTOS CONTRABANDEADAS DE CHILE

Nadie se explicaba cómo podían haber pasado por el control que Gendarmería Nacional del lado argentino si sabían que se venían fugando del control aduanero de Junta de Toro, en Chile, donde habían enfrentado y se habían fugado de los carabineros. Lo que nadie sabe es que Gendarmería Nacional montó un operativo de película que fracasó en la detención en Guardia Vieja, pero que finalmente termino dando resultado sin poner en riesgo la vida de su personal y la de los tres sanjuaninos que contrabandeaban motos enduro de alta gama desde el país vecino: el joven endurista Alberto Zapata Bacur (20 cumplidos este lunes), el piloto de rally Víctor Fernando Reyes (40) y Gonzalo Gabriel (su hijo de 18 años y no su hermano como se creyó en un principio).

La gran duda que surgió cuando estalló el escándalo, el cual Tiempo de San Juan dio en primicia el sábado en la noche es por qué no los detuvieron por la fuerza en Guardia Vieja, donde el camino de montaña se transforma en un embudo entre las paredes de la montaña y el lecho del río.

Ahí se dieron tres situaciones.

-La primera: los gendarmes tienen la orden de preservar la vida (la suya y la de los sospechosos). Eso implica no disparar, salvo que les disparen y sean expuestos a una situación límite.

-La segunda: los gendarmes creían que venían menores junto al conductor de la camioneta Toyota Hilux color gris, porque les habían dicho desde Chile que era un adulto y dos jóvenes.

-La tercera: la falta de infraestructura en Guardia Vieja: no cuentan más que con una débil barrera y escaso personal. Cuando informaron desde Chile que una camioneta se les había fugado del control de Junta de Toro, alcanzaron a poner un par de gendarmes y los refuerzos desde Jáchal hasta Iglesia no llegaron a tiempo a ese punto de control. La distancia es de 76,3 kilómetros en una ruta de montaña, por lo que el recorrido demora 1 hora 13 minutos.


El aún jovencito endurista de San Juan, Alberto Zapata Bacur

A FONDO                                             

Al volante de la camioneta habría ido un experto en conducción: Víctor Fernando Reyes, piloto de rally sanjuanino (se corre a campo traviesa).

En lugar de frenar, sabiendo que se habían fugado de Chile rompiendo la barrera de los carabineros, aceleró y realizó una maniobra que puso en peligro su vida, la de sus dos acompañantes y la de los gendarmes que intentaban frenarlo: el vehículo pasó entre la barrera y el lecho del río, por un espacio tan reducido que aún hoy nadie se explica cómo lo hizo.

Al poco andar, la camioneta con los tres fugitivos se les desapareció a los gendarmes en la oscuridad de la noche del sábado.

Cabe recordar que en Guardia Vieja el control de Gendarmería es sobre el vehículo y sobre sus ocupantes. Recién a los 40 kilómetros siguientes está el control de Las Flores, donde hay más gendarmes y está el puesto de Aduana y Migraciones, donde deben hacerse los papeles para ingresar al país. Y donde debe declararse la mercadería que se trae de Chile y pagar la diferencia económica con Argentina. 

Entre esos 40 kilómetros hay un sinnúmero de huellas, pasos clandestinos y lechos de ríos secos por donde se puede evadir ese control de Las Flores.

Evadido el retén que los gendarmes habían montado en Guardia Vieja, los tres sanjuaninos se refugiaron en la oscuridad de la noche, en un lugar desértico y despoblado que hace imposible la búsqueda en la noche si mantenían apagadas las luces del vehículo.

Montó un gran operativo, llamado "entrega vigilada" montado por Gendarmería Nacional en la zona con el personal que tenía afectado allí y con refuerzos de Jáchal. También brindó colaboración la Policía de San Juan, quien apostó al grupo especial GERAS para buscar a los tres fugitivos a campo traviesa.

Las autoridades están convencidas de que Zapata Bacur y los dos Reyes sabían de la dificultad para que los encontraran de noche y apostaron a eso para seguir la fuga, tal vez sabiendo que tenían las horas contadas hasta el amanecer del domingo 23 de abril.

También sospechan que los tres son conocedores de esos valles iglesianos.

Respaldan ese dato en que dejaron abandonada la camioneta Toyota en el medio del campo, ya en la localidad de Bella Vista, departamento Iglesia, donde Gendarmería la halló abandonada.

TRES MOTOS, NO UNA

Al encontrar la camioneta sin sus tripulantes, el mensaje era que iban a intentar seguir con la alocada fuga.

Lo hicieron a campo traviesa y en tres motos enduro marca KTM que traían desde Chile. 

Justamente esa era la mercancía por la que atravesaron la cordillera de los Andes fugándose.

El negocio era hacerlas pasar "como un mueble” en Chile. Sospechan que del lado argentino, donde deben pagarse los impuestos, las iban a dejar escondidas en el campo y las iban a recuperar después de hacer el control aduanero de Las Flores, usando los caminos alternativos.

Anduvieron en las motos en la oscuridad de la noche. Cuando se vieron cercados, tal vez por la presencia de gendarmes y la policial, decidieron entregarse. Y ahí volvieron a demostrar que eran totalmente conscientes de lo que hacían: según las autoridades, triangularon con la familia y un abogado. Éste último se habría contactado con las autoridades de Gendarmería y pactaron la entrega.

Eso fue en la madrugada del domingo, cuando los tres sanjuaninos fueron detenidos y trasladados al destacamento de Gendarmería en Las Flores.

Una vez asegurados los fugitivos, las autoridades necesitaban las pruebas.

Como ya tenían la camioneta, salieron a buscar las motos. Y las encontraron. Una de las sorpresas fue que no era una como se había informado desde el control aduanero de Chile, sino que eran tres motos las que traían, con las cuales iban a obtener una jugosa ganancia por la diferencia de precio que hay en esos rodados entre Argentina y Chile.

Ahora el endurista Zapata Bacur, el piloto de rally Reyes y su hijo deberán afrontar delitos penales en el Juzgado Federal.

¿QUIÉN ES ZAPATA BACUR?

El joven, que este lunes cumplió 20 años, es una de las grandes promesas del motocross sanjuanino. Viene de una familia relacionada con el deporte y las motos

 

Alberto Zapata Bacur es el nombre que desde 2012 se posicionó en el radar de los seguidores del enduro, ya que con 15 años era candidato a ser una de las estrellas del deporte en San Juan. Pero este lunes, el deportista de 20 años volvió a ser noticia, pero relacionado con el paso ilegal de motos a través de la frontera de Chile. 
El deportista se hizo conocido debido a su excelente desempeño en las carreras de enduro, donde desde muy chico brillaba por su excelencia. Además, su padre corrió durante su juventud y era preparador y mecánico de motos, muy conocido gracias a su taller en Av. Córdoba. 
Zapata Bacur comenzó su carrera como deportista con sólo 3 años y en su adolescencia se convirtió en piloto oficial de Kawasaki, escudería para la que, según su perfil en Facebook, sigue corriendo. Este lunes Alberto cumplió 20 años. 

 

 

 

La sección de comentarios es abierta, las opiniones publicadas son de responsabilidad de quien las emite. Smotos.cl no se responsabiliza de ellas.
Ingresar >
Nuevo usuario

Síguenos en:

Revista SMotos

Argomedo 376 - Santiago de Chile / Fonos: (+56 2) 2635 4489 - (+56 2) 2222 0594

síguenos en:

Powered by: Quacrom.com