Advertisement

smotos

Mototest -> 23/04/2017

LO QUE NUNCA HEMOS CONTADO: TEST A LA HARLEY STREET ROD 750 Y LAS TALLAS DESDE EL CIELO

No es que crea en la “iluminación” ni nada de eso. Que tenga santos en las corte o que haya gente que se preocupa por mí desde allá arriba. Quizás mis dos abuelas y desde hace más de un año mi padre. Pero, coincidencia o no, siempre pasa algo en los test de motos que me toca cubrir en el extranjero y que me hace activar todas las alarmas. En Medellín 2014, con motivo de la prueba a unos neumáticos Continental para big trail, comenté que me había convertido en “piloto de verdad” bajo un diluvio universal justo cuando bajábamos unos cerros interminables con camiones que eran un peligro público; y que el año pasado, en el Valle del Bravo, en la primera experiencia Harley para SMotos, se rompió la losa del cielo de tanto llover, debiendo parar en plena autopista para guarecernos en una bencinera. También ocurrieron hechos casuales, fortuitos o de la naturaleza, en Sao Paulo con Pirelli, en el Estado de Guerrero con KTM o en un autódromo de Sevilla con BMW. Yo creo, sinceramente, y así lo pensé una vez más ahora en Marbella, cuando nos soplaron vientos de 50 kilómetros por hora y cuando nos bombardeó una tormenta de granizo de la nada, que estos chiquillos Carlito de Gavardo, Ricky Godoy y Roberto “Luminoso” Parragué –entre otros amigos del alma que ya partieron- tiran la talla desde arriba para moverle el piso al editor de una revista que más que rider se maneja mejor con la pluma. POR FAVOR ACOMPÁÑANOS EN ESTE RECORRIDO...

Con rostro "feroz" a la hora de enfrentar las cámaras en la sierra malagueña. Enjoy era la consigna desde el arranque.

Por Alexis Vásquez Henríquez
Invitación a Revista SMotos de Harley Davidson Motor Company
Testeo a la nueva Street Rod 750 en circuito de Marbella, Málaga, España

Fotos : Pool Harley Davidson-Alexis Vásquez

Dicho lo anterior, ¿han pensado ustedes en la cantidad de cabros buenos para la moto que andan circulando allá arriba, sin necesidad de permiso ni restricción?.
Bueno, siempre los recuerdo a la hora de subir a una moto de carretera o de pista. No para citarlos como gancho noticioso (primera vez que cuento esto), sino que porque creo que en cualquier minuto arman o ya han armado una pichanga celestial completa, con pilotos, jueces, dirigentes y hasta empresarios del rubro.


¿No necesitarán un tipo que les escriba y les tome fotos junto a San Pedro?, me pregunto y allí más vale persignarse y punto.
Ahora, para los motoristas de verdad, que solo piensan en salir a rodar, esto que digo es una exageración, a lo Alaraco!!!
Pero por algo nuestros anfitriones también nos hacen firmar una “carta renuncia” antes de largar, al estilo Desafío de Desierto o Chile/Arenas. Te puede caer un rayo, patinar si no andas con el neumático adecuado, irte contra un guarda-raid (todavía quedan muchos en las carreteras españolas, de esos que cortan) o no calcular bien la curva.
Ahora, efectivamente, casi nunca pasa nada grave y las pruebas que te mandan desde arriba los amigos-ángeles son para reírse un ratito, porque a la larga te están cuidando.


Ya en ruta, el instructor Josele Bernabé accedió a tomarnos la primera foto con nuestra nueva amiga Harley

LOS PRONÓSTICOS VS. LA REALIDAD

Cierto que en el litoral malagueño, bañado por el Mediterráneo, habían anunciado lluvia para el viernes que salimos rumbo a los 180 kilómetros trazados por los expertos de la marca de Milwaukke, Estados Unidos, desde donde llegaron tíos capos del diseño y del “planning” para mostrar la nueva máquina fabricada tanto en el país del Norte como también en India (esta última cosecha para los mercados asiáticos y europeos). Para nosotros en Chile, la Made in USA.


El boss de Harley en el Press Ride International, Nik Ellwood, mostrando el trazado malagueño por el que ya íbamos

Pero salió un poco de sol, incluso, cuando tomamos la Autopista del Mediterráneo rumbo a Ojén, Monda y al Parque Natural Sierra de las Nieves, bajo la cómplice advertencia del boss Nik Ellwood acerca de los 45 kilómetros de curvas que encontraríamos más adelante para “disfrutar”. ENJOY es el verbo para los gringos harlistas.

En nuestro grupo de 16 periodistas la mayoría eran europeos (ingleses, escandinavos), con dos mexicanos (Francisco Márquez del periódico Reforma y Guillermo Lira del PubliMetro), además de quien esto escribe, como único medio Latinoamericano –no México- invitado. Ah!, importante, con una colega sueca que andaba muy bien en moto y que tuvo émulas en otras cuadrillas.
Nos dividieron en 3 divisiones “panzer”, bajo la guía de instructores muy experimentados y criteriosos al momento de decidir una u otra cosa.


La sensación de velocidad lo dan los astros de la fotografía. Nosotros cumplimos instrucciones.


Cuestión llamativa, casi todos los representantes de medios llevaban elementos o accesorios Harley (¡vaya mercado el de la ropa!)…Chaquetas, pañuelos de cuello, botas, pantalones, polerones…nosotros con cueva : Unos guantes comprados el año pasado en una tienda mexicana. Ah! y ahora con polera vintage HD debajo de la chamarra Scott.
Pero volvamos al clima…Hablaron de lluvia y sólo apareció con granizo cuando regresábamos al hotel Vincci Estrella del Mar. Brutal, feroz, donde la gran seguridad para cambiar de piso seco a mojado lo dieron los neumáticos Michelín fabricados especialmente con dibujos para esta moto Street Rod 750, “urbana, auténtica y con alma”, como la describen sus mentores. Hasta con el logo Harley como hueco en el caucho. Buen detalle.


Lo dicho : Logo Harley en el mismísimo neumático


Sin embargo, lo que sí esperábamos eran vientos intensos, ya que basta mirar desde el avión la cantidad de molinos que recogen energía eólica en la provincia de Málaga para darse cuenta donde estábamos parados. Viento al llegar al aeropuerto, viento al rodar. Pero no cualquiera…lo suficiente para sacar de su trayectoria en un par de ocasiones una moto de 242 kilos como ésta, muy estable y confiable.
Fue el comentario del día, junto con el diluvio de 5 minutos que cayó sobre nuestras cabezas.

LUZ, CÁMARA, ACCIÓN…

La primera parada en medio de la sierra, después de ir tomando confianza con tanta curva, ¡era cierto!, la tuvimos para sacarnos fotos, ida y vuelta, en un tramo pre-establecido. Faltó que nos maquillaran solamente, porque las repeticiones se dieron varias veces, hasta que los profesionales a cargo quedaran relativamente satisfechos. ¡Gracias muchachos por los milagros concedidos!.


¡Hasta uno se la cree!, lo que hace la ilusión óptica

 
Hay una preocupación de fábrica por hacer sentir bien, grata, a la prensa especializada y que sus propias imágenes sean volcadas hacia el público de todas las latitudes, testeando el producto.
A propósito de ello, porque hay que decirlo, esta moto de 749 cc., con una estética que conserva las líneas Harley, salvo por su nueva paleta de colores (negros mates y verde oliva, escapando de los cromados), además de sus espejos retrovisores como “antenas de insecto” (abatibles en caso de ser pasadas a llevar) y de su nueva suspensión naranja, está pensada en el diseño para gente de tamaño “normal”, no para un pescado de 1 metro 80 con piernas largas (altura asiento : 765 mm ).


En los extremos del manillar negro se sitúan los nuevos espejos. De muy buena visibilidad y abatibles


Asimismo, una de sus principales virtudes según el diseñador Frank Savage, está en la posición más agresiva, inclinada, con que queda ahora el piloto, con el tronco más hacia adelante y con el control de cambios (6 velocidades) prácticamente al medio, para un manejo más deportivo.


Muy al centro de la moto se encuentra la pata de cambios


El cuerpo de los tontos grandes, eso sí, se va adaptando y al cabo de un rato ya pasas a tener una posición más “natural”.
Mejor para metro 70 y también, según vimos, para jóvenes y mujeres con alma aventurera.
Motor “High Output Revolution X 750”, que te lleva hasta las 9.000 RPM, enfriado por agua y una excelente toma de aire por el costado.
En esto de la potencia, a no engañarse, porque pese a ser la de más baja cilindrada de la familia (de ahí que hay quienes la señalen como puerta de entrada para nuevos harlistas, sin necesariamente llevar la escuela clásica sobre sus hombros) tiene potencia de sobra y “levanta” de maravillas. Su “tercera” fue muy elogiada durante el trayecto. 18% más de caballos de fuerza que su antecesora y un 8% más de Torque, como el que se espera de una buena máquina, concordando que las grandes marcas lo que hacen es mejorar sus productos.
Bueno, hartas fotos, videos, y a almorzar –con los comentarios a flor de boca- en la Casa Pepe de El Burgo…Solomillos, ibéricos, entrañas, ensalada de atún, patatas, y un entrecot que es garantía.


Costumbre H-D...parar a comer o, que es lo mismo, a abastecer de combustible el estómago

LA SORPRESA DE RONDA

Los grupos fueron avanzando con una ventolera ya declarada, en medio de un paisaje realmente increíble, con mucho pino, vegetación, canteras de rocas, con algún zorrito aplastado por los pocos vehículos que transitan por la zona, un par de cabritas cruzando a su aire por la carretera, campestre-rural para definirlo de algún modo.
Nueva parada y ahora la oferta es para que cada periodista haga un Treking o, lo que es lo mismo, ir detrás de un vehículo para obtener un video de tu andar. Todos lo hicimos, pues el resultado es “privado y editable”. De igual modo, otra sesión de fotos, también detrás de un auto guía.


Una vez que le tomas la mano a las curvas, el divertimento es seguro en un verdadero carrusel. Aunque seas medio "tronco"

Pasamos las 4 de la tarde y hay que moverse, con esos vientos que me recordaron la Ruta 40 (por lo que hablan siempre de ella) y hasta los vientos arrachados de la Isla Juan Fernández…Ya saben que soy exagerado.
Hasta que la caravana se une para entrar al precioso e histórico pueblo de Ronda, con un “tajo” impresionante (corte de la montaña) y con la Plaza de Toros más antigua del mundo, según juran.
La invitación es para tomarnos un café mirando el acantilado, mientras pasean por el lugar asiáticos y grupos de veteranos.


En pleno centro histórico de Ronda, la cuadrilla de motos negras y verde olivo

¿Las motos?, aparcadas con permiso de la policía al lado de la Plaza de Toros, lo cual da un marketing especial también a las Harley, muy bonitas una al lado de la otra.
Estamos 40 minutos y a buscar de nuevo el “Neutro” para la partida. Nos explican que por ser “0” kilómetro a veces ocurre que el verde “N” no se activa de inmediato.


Velocímetro electrónico

Restan aún 62,4 kilómetros para Marbella y ahí es cuando, tras sortear la ventolera, nos asalta el granizado. El conjunto de la moto actúa impecable…Aunque se enorgullecen de los nuevos frenos con disco dual ABS, basta con el freno de mano –a nuestro humilde juicio- para evitar cualquier percance, pero el de pie está a la orden. La suspensión –otro de los elementos mejorados- se pone poco a prueba, ya que el asfalto español –de diversos tipos- no tiene baches prácticamente.


Tubo de escape corto y ancho, para potenciar el sonido Harley

Quedan las últimas curvas y aplicamos todo lo enseñado en algún momento por César Mora, el “Doctor Mortis” del motociclismo chileno, sobre todo eso de balancear la moto con la cintura-caderas y de mirar a un punto fijo distante a la hora de curvar. Disculpe profe si lo explicamos mal. Hay que estar concentrado el 100%.
Hasta que entramos de lleno en la vía hacia San Pedro de Alcántara (bello, bello), para que algunos colegas –de acuerdo a lo señalado- llegaran a los 170 kilómetros por hora en autopista, antes de encontrarse con un taco en bajada, donde la moto -¡bien por ella!- exhibió mucha versatilidad para sortear vehículos. Es una verdadera liebre en ciudad, con ese sonido de motor Harley que hace que se abran las grandes alamedas.


Buena cara al viento y al granizo. Estamos terminando recorrido, ¡qué pena!

Una cerveza bien helada, al estilo Harley, coronó el “divertimento” del día.
¿Precio en España?...Unos $ 6 millones 250 mil pesos de los nuestros, nada del otro mundo, para nuevos públicos.
Gracias especiales a Mike Muñoz, Marketing Lead LADM, nuestro contacto permanente en Ciudad de México.


Casco antiguo de Marbella, ciudad costera y turística que nos acogió

La sección de comentarios es abierta, las opiniones publicadas son de responsabilidad de quien las emite. Smotos.cl no se responsabiliza de ellas.
Ingresar >
Nuevo usuario

Síguenos en:

Revista SMotos

Argomedo 376 - Santiago de Chile / Fonos: (+56 2) 2635 4489 - (+56 2) 2222 0594

síguenos en:

Powered by: Quacrom.com