Advertisement

smotos

Dakar -> 24/12/2016

LA PACÍFICA VIDA DE NANI ROMA ANTES DE SUMERGIRSE EN LA BATALLA DAKARIANA

El actual piloto de Toyota, único español que ha ganado el Dakar tanto en motos como en autos, cuenta detalles de su preparación diaria para llegar a tope al evento off road que abre la temporada tuerca a nivel mundial.

El hispano tiene una gran relación con Boris Garafulic.

Fuente: mundodeportivo.com

El éxito de Nani Roma tiene muchos secretos. A parte de su constancia, técnica, habilidad y capacidad de navegación, el catalán tiene en la tranquilidad algo básico para preparar sus retos. Vive con ella siempre que puede, lejos del ajetreo de las grandes ciudades, de los focos, los nervios y el estrés.

Acostumbrado a luchar con las dunas de África y Sudamérica en los 21 años precedentes, campeón del Dakar en motos en 2004 y en coches en 2014, siente la paz que logra alcanzar en el desierto en un paraje natural muy diferente al que está acostumbrado a afrontar en la histórica carrera, y lo hace muy cerca de su Folgueroles (Osona) natal. A poco más de 40 km de su infancia, este histórico piloto del rally más duro del mundo ha encontrado el lugar idóneo para preparar un nuevo asalto a la carrera en un sitio que considera fundamental.

Cerca de Santa Maria de Merlès (Berguedà), en medio de millas y millas de campos y vegetación, una masía del Siglo XVI aguarda el tesoro más preciado de la familia Roma. Los trofeos de la laureada carrera deportiva del piloto reinan en la entrada de la Masía junto al chasis de la moto con la que se coronó en África hace casi 13 años. es aquí donde el piloto de 44 años tiene su particular santuario, en el que encuentra la paz que necesita en su vida junto a su esposa Rosa Romero y sus hijos.

“Éste sitio es muy importante para mí. Me gusta estar aquí porque tengo un poco lo que es mi vida y la sensación de libertad. Vivimos tranquilos”, explicó Nani después de abrir las puertas de su casa en un paraje que según el catalán, “asemeja a mi vida profesional, al hecho de correr en un desierto en el que tienes que seguir las reglas pero eres libre y tienes espacio”.

“Tanto a mí como a Rosa nos hace falta espacio en la vida y aquí lo tenemos. No molestamos, vamos en moto, podemos ir vestidos cómo queramos… es un poco el reflejo de lo que nos gusta”, agregó el de Toyota a pocos días de poner rumbo a Sudamérica en busca de su tercera corona.

 

Apasionado de los bosques

Cerca de una población de poco menos de 180 habitantes, Roma encuentra el lugar ideal para realizar las cosas que realmente le apasionan, relacionadas con la tradición familiar de cuidar la tierra y los animales. “Cuando estoy aquí me gusta estar en el bosque, limpiarlo y cortar árboles. Aquí cerca tenemos encinas centenarias y me gusta mucho cuidarlas, arreglarlas y dejarlas bonitas”, expresó Roma, desvelando que “me encanta estar en el jardín, cortar el césped y estoy todo el día con el tractor”. 
En este sentido, el piloto y su mujer, que también correrá el Dakar a lomos de una KTM 450 Rally con el equipo Himoinsa, consideran este lugar como “esencial en su vida”.

“Lo importante es encontrar la vida que uno quiere. No quiere decir que el hecho de vivir aquí me sirva para todo. Seguramente, hay gente que aquí se ahogaría porque te tienes que adaptar, pero para mí es ideal”, matizó Roma en el amplio jardín de su casa, en el que destaca un mirador donde la vegetación y humedad de la zona brillan cada día a los ojos del piloto y su familia.

“Tengo un gimnasio en casa para prepararme, pero lo utilizo poco. Voy cada día al Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, donde tenemos al entrenador, Lluís Capdevila. A veces también hago outdoor con bicicleta por la montaña, pero sino cada día bajo al CAR”, comentó, sin importarle la distancia que debe recorrer para preparar sus hazañas.

Precisamente, Joan incluso aprovecha para prepararse físicamente en casa y considera que llegará al Dakar 2017 en mejores condiciones para afrontar la altitud. Llevamos dos semanas durmiendo en una cámara de hipoxia y ahora dormimos a 4.000 metros. Puede que luego no me encuentre bien, pero por lo menos habré hecho todo lo máximo para que ésto no suceda, apuntó Nani, aprovechando hasta el último minuto para disfrutar de su particular ‘paraíso’ antes de volver a encontrarse con su auténtico cielo: el desierto del Dakar.

La sección de comentarios es abierta, las opiniones publicadas son de responsabilidad de quien las emite. Smotos.cl no se responsabiliza de ellas.
Ingresar >
Nuevo usuario

Síguenos en:

Revista SMotos

Argomedo 376 - Santiago de Chile / Fonos: (+56 2) 2635 4489 - (+56 2) 2222 0594

síguenos en:

Powered by: Quacrom.com