Advertisement

smotos

Dakar -> 06/09/2016

YAMAHA CONTRATA AL GURÚ JORDI ARCARONS Y VA CON TODO AL DAKAR

El gurú del roadbook, que hace algunos años dirigiera a Francisco "Chaleco" López, se viste de azul. Yamaha apuesta por Jordi Arcarons como sports manager del equipo oficial de rally. Sabiduría al servicio de una prometedora estructura que irá a por todas en el Dakar.

enduropro.com

Primero nos gustaría conocer cómo fue tu llegada al Yamalube Yamaha Official Rally Team. Hace aproximadamente tres años, estabas inmerso en pequeños proyectos y, de pronto, recibes la llamada de Yamaha para ocupar el cargo de manager deportivo. Y sabemos también que tuviste que elegir, y que rechazaste una oferta de otro gran equipo.

“Mi dedicación hasta ahora había sido entrenar a pilotos y estar con ellos. Dejé KTM y me embarqué en el proyecto de realizar una moto, y por el medio salió lo de Bordone-Ferrari. Aunque todo esto finalmente no funcionó. A pesar de ello, con los pilotos siempre ha habido una muy buena relación y voluntad de trabajar, y de hecho, gracias a esto, he podido continuar en el nivel que se debe estar para seguir en ello. En los últimos años he estado trabajando con varios pilotos. Y la confianza que he ganado de su parte es lo que finalmente me ha llevado hasta Yamaha”.

¿Sólo de los pilotos?

“Bueno, no, de los pilotos y también de los jefes (risas)... Lo cierto es que el pasado Dakar ya estuve haciendo cosas con ellos y les agradó mi trabajo. Así que, entonces, entendieron que mi trabajo dentro del equipo era necesario. ¡Y aquí estoy! De hecho hemos empezado a trabajar ahora, este mismo año”.

Nos gustaría escuchar de tus propias palabras y experiencia en los raids, el potencial que ves en este equipo.

“Yamaha quiere ir a todas en los raids y el objetivo es tratar de ganar el Dakar en el futuro, de aquí a unos años. Todo eso comporta trabajar con la moto, trabajar con los pilotos y no parar de competir”.

Hace unos años, Yamaha quizás hizo debutar de una forma prematura su moto de inyección en el Dakar. Unos problemas de juventud que ya se solucionaron. ¿En qué punto está ahora la evolución de su moto de raids?

“Hace algunos años se partió de una base para mejorarla. El objetivo está en que la moto debe ser competiva, fiable y potente. Es una combinación de tres factores en la que es necesario un gran trabajo por parte de los ingenieros y de la marca”.

Tras algunos años de impás en el off-road, Yamaha parece que definitivamente ha apostado fuerte por él, sólo hace falta ver qué están haciendo en el motocross, en el enduro y, ahora también, en los raids. Pinta muy bien, ¿verdad?.

“Sí, esta clarísimo. El off-road les interesa y si buscas la carrera número uno en prestigio, en este sentido, esa es el Dakar.  Y por lo tanto, para cualquier marca, ganar el Dakar supone un prestigio a nivel mundial grandísimo. Creo que desde Yamaha han entendido que para ganar el Dakar se debe trabajar a fondo, ya que el nivel de las otras marcas que luchan por ello también es muy alto actualmente”.

Cuentas con un equipo completo, muy unido, con la experiencia de Hélder Rodrigues, la fuerza de Alessandro Botturi y el talento innnato de Adrien Van Beveren... Explícanos sus virtudes.

“Actualmente, al mundo de los raids, ha llegado una nueva generación de pilotos que vienen desde todas las especialidades y que, realmente, corren mucho. Con estos sólo tienes que hacer que sepan ser rápidos con un roadbook, qué es lo verdaderamente difícil. Y eso no todos lo saben hacer. También tenemos a pilotos que hace muchos años que corren, que tienen mucha experiencia, pero con los que siempre podemos trabajar ciertos puntos para mejorar, como la navegación o cómo gestionar la carrera. Con Alex y Hélder he estado trabajando durante los últimos años, de hecho Bottu hizo su primer roadbook conmigo... Y su primer Dakar también (risas). Nos conocemos desde hace mucho tiempo. Y con Hélder he estado trabajando estos dos últimos años. Y Adrien, que también empezó conmigo en todo esto de los roadbooks el año pasado, creo que está en una línea ascendente muy buena, y de hecho veo en él un piloto con todas las aptitudes para hacerlo muy bien en los raids. Hay buenos pilotos en todas las marcas, pero creo que con él podemos hacer un gran trabajo. Y luego, además de ellos, también se incorporará un cuarto piloto, australiano, que cumplirá las funciones de mochilero y que se añadirá al equipo seguramente en el rally Oilibya Marruecos, aunque eso aún está por confirmar al 100%”.

Empezaste con ellos nada más acabar el Dakar.

“Este año ya hemos hecho varias pruebas del mundial, en junio estuvimos en Cerdeña, que de cara a preparar el Dakar no es una prueba demasiado necesaria, pero en la que los pilotos querían participar. Así que la hicimos. Nos quedan muchos tests por hacer antes del Oilybia Rally, que será la última prueba que hagamos antes del Dakar”.

Yamaha Team

Como piloto primero y como team manager después, eres uno de los dakarianos con más participaciones en esta prueba. ¿Cómo ves el Dakar actual desde el prisma de tu experiencia?

“El Dakar ahora requiere de una conducción mucho más técnica, porque de hecho las motos son mucho más pequeñas que las que llevábamos antes. Y ahora, los pilotos que llegan del enduro o del motocross, se encuentran con una moto que apenas guarda diferencias con las que estaban acostumbrados a correr. Lo único es que aquí se debe seguir un roadbook, y verdaderamente eso es lo que más les cuesta. Deben adaptarse a un ritmo de carrera constante, de muchas horas de carrera. Pero creo que todos se están adaptando muy bien al mundo de los rallies y están ayudando a subir mucho su nivel”.

El listón está cada vez más alto. Y el ritmo de carrera, ahora, desde fuera, parece infernal.

“Antes en los raids primaba la velocidad, no se requería de una técnica muy especial en general. Tenías que ser capaz de aguantar el gas y mantener velocidades altas en pistas. En cambio, ahora no. Hay muchas más pista de enduro, más técnica, y está claro que el Dakar de Surámerica tiene cosas que no tenía el de África. Antes las motos, hubo una época, en el que sólo eran o KTM o BMW, porque a ninguna marca le interesaban aquellas cilindradas altas. Aunque una vez que se apostó por la solución de las 450 cc, óptima para los rallies, se sumaron todas las marcas, porque es una cilindrada que les interesa y en la que todos han trabajado mucho en las motos que ya tenían como base, de enduro o motocross. Aunque KTM hiciera una expresamente para los raids. Ahora las motos están muy conseguidas, por poner un ejemplo, estas 450 están corriendo casi igual que las 690 de antes. Quizás no tengan la misma aceleración, pero si que cogen esa velocidad punta de 180 km/h... Sí, se está volviendo a correr mucho”.

¿Hay que hacer algo para ralentizar el rimo de carrera?

“Sí, creo que sí. La persona clave en este sentido es Marc Coma y sé que está buscando alternativas para que se corra menos”.

Y en eso entra la navegación.

El rally de Merzouga fue un test en el que se probaron los way points invisibles y funcionó. No hay flecha, son ciegos. Hasta ahora, en los raids, de 300 kilómetros que tenía una especial, quizás en 100 tenías la flecha del GPS que te guiaba, y eso te hacía muy fácil ir hasta el sitio, encontrar los ways ponts, dar con los cruces... Ahora ya no, con estos nuevos way points, no hay flechas y se tienen que validar, porque si no lo haces, tienes la misma penalización que la de saltarte un control de paso”.

Amplíanos un poco más sobre cómo serán estos nuevos way points, entiendo que son como los anteriores way points masqué (enmascarados) pero sin flecha de rumbo, ¿cierto?

“Sí, sin flecha. Debes entrar en un radio de 400 metros del punto para validarlo y luego continuar, siguiendo sólo el roadbook. No hay ninguna flecha que te lleve hacia este. Y la idea es eliminar practicamente todos los way points masqué y substituirlos por estos”.

Hecho este inciso, volvamos a la navegación... ¿cómo la entrenas con los pilotos?

“Todo piloto tiene sus puntos débiles, pero lo más importante es que cada uno adquiera confianza en si mismo. Que se vea capaz. Que sepa ir sólo. Que sepa hacer una etapa entera en solitario, sin las huellas de otros. Y como todo esto va cambiando a la situación actual, a estos nuevos way points invisibles, eso se debe entrenar para que no haya dudas y el piloto se sienta seguro y sea capaz de afrontar cada etapa sin problemas”.

¿Cómo se aprende eso?

Haciendo roadbooks...

Evidententemente (risas)

Haciendo roadbooks maliciosos... (risas). Les hago roadbooks propios y estos, en muchas ocasiones, son muy concentrados, para que no tengan tiempo de descanso. Para que haya una concentración total y hagan servir la cabeza constantemente. Y entonces, a posteriori, analizamos el recorrido por donde han pasado o donde se han equivocado. Y como es lógico, sobre lo que más se equivocan es sobre lo que más debemos seguir trabajando para mejorar.

¿Cuál será vuesra programación de cara al Dakar 2017?

“Hay que seguir trabajando en la moto para que sea fiable y competitiva. Eso es lo primero. Habrá tests de motos, para probar el motor, chasis y suspensiones... como es habitual. Y luego también habrá tests con los pilotos. Cada cosa va por separado. Lo que está claro es que no podemos parar, el tiempo que nos queda hasta el Dakar es oro, y hay que aprovecharlo al máximo”.


La sección de comentarios es abierta, las opiniones publicadas son de responsabilidad de quien las emite. Smotos.cl no se responsabiliza de ellas.
Ingresar >
Nuevo usuario

Síguenos en:

Revista SMotos

Argomedo 376 - Santiago de Chile / Fonos: (+56 2) 2635 4489 - (+56 2) 2222 0594

síguenos en:

Powered by: Quacrom.com