smotos

Chaleco López -> 16/12/2015

¡CHALECO LÓPEZ VOLVIÓ A LAS ANDADAS! : ROMPIÓ RÉCORD MUNDIAL DE ALTURA, PERO EN MOTO ELÉCTRICA KTM

El piloto chileno sorprendió con su última hazaña. Tras meses de preparación, logró subir hasta 6.080 metros del volcán Ojos del Salado en motocicleta, pero no en cualquiera, sino en una eléctrica. De este modo, emula al copiapino Gianfranco Bianchi, quien logró el récord en moto standard Suzuki hace poco tiempo.

El Ojos del Salado se ha convertido en todo un reto para los motociclistas. Se trata del Volcán más alto del mundo. Ahora le tocó a Chaleco batir el récord, pero en moto eléctrica KTM

Prensa Red Bull

El volcán Ojos del Salado, ubicado en la III Región de Atacama y a 184 kilómetro de Copiapó, destaca por sus 6.893 metros sobre el nivel del mar. Esta altura fue la que motivó al ex piloto y ganador de varias etapas del Rally Dakar, a llegar lo más alto que pudiera: “Nunca había tenido la oportunidad de hacer algo en altura y eso fue parte de lo que más me atrajo de esta aventura, una de las que más he disfrutado arriba de una moto. Además, el hecho de hacerlo en una moto eléctrica implicó mayor dificultad y planificación lo que me llena más de satisfacción cuando pienso en el resultados”, comenta el piloto.

La moto que se usó fue una KTM eléctrica modelo freerider con baterías. Una de sus mayores cualidades es que se conduce de forma sencilla. Pero el mayor desafío fue saber cómo se comportarían las baterías frente a las extremas condiciones climáticas de la zona y cómo lograr que los 30 kilos de cada una sobrevivieran bien en el lugar: “La moto se maneja muy bien, pero la gran apuesta fue lograr mantener las baterías en buen estado frente a los -25 grados que enfrentamos allá”. 


El ascenso del volcán fue logrado por etapas,  comenzando a los 2.000 metros de altura, luego a 4.000, terminando en un campamento base a 4.500m, finalmente Chaleco logró superar los 6.000 metros de altura, llegando a 6.080m.s.n.m. “Cuando supe que había cumplido mi meta y que las dificultades de encontrar la ruta correcta, de pasar planchones de nieve, de haberle ganado al poco tiempo que ya tenía el último día para llegar arriba, levanté los brazos y empecé a gritar como loco de la felicidad. No fue fácil y lo entregué todo. El sacrificio valió la pena y todo el trabajo físico y trabajo en equipo valió la pena”, termina de contar Chaleco. 

 

La sección de comentarios es abierta, las opiniones publicadas son de responsabilidad de quien las emite. Smotos.cl no se responsabiliza de ellas.
Ingresar >
Nuevo usuario

Síguenos en:

Revista SMotos

Argomedo 376 - Santiago de Chile / Fonos: (+56 2) 2635 4489 - (+56 2) 2222 0594

síguenos en:

Powered by: Quacrom.com