smotos

Mototest -> 02/05/2014

PRUEBA DE KEEWAY RKV200: "FIERECILLA DE GARRAS AFILADAS"

Es una máquina concebida en Italia a través del grupo Bennelli, pero 100 % china, con un diseño, potencia y actitud que sorprende en una moto del segmento calle, escenario en el cual funciona a las mil maravillas, pero ya entrando a carretera no deja de impactar. . . y es probable que termines enamorándote de este animal bravo, pero fácilmente domesticable.

Una máquina ideal para ser usada a diario.

Por Sebastián Ahlers V. 

Nuestro mercado cada día se va llenando de motocicletas de baja cilindrada pero con buenas prestaciones y alta tecnología, detalle que hace unos años atrás no veíamos. Actualmente podríamos citar varios modelos de ese segmento, sin embargo, hoy nos convoca este nuevo lanzamiento del gigante chino: la Keeway RVK 200. Esta “joyita”, la mayor dentro de la línea de las RK, tiene un espacio asegurado dentro del corazón motoquero sport, ya que su estética minimalista, ausente de carenado, de líneas definidas y agresivas, la acercan claramente al segmento de las “naked” urbanas, tribu en auge en las calles de todo Chile. Con un motor de 200 CC, enfriado por aire y radiador de aceite, logra una potencia declarada de 14 HP, y una velocidad de 110 kilómetros por hora a las 8 mil RPMs, en su quinta y última marcha. Sus frenos de disco, tanto en la rueda delantera y trasera, otorgan una mayor seguridad en la frenada, y su tablero digital, tipo led azul, entrega una gran cantidad de información tales como: nivel de bencina, hora, marchas, odómetro y RPMs, el cual además puede ser leído en todo momento, incluso en días muy soleados.

Este modelo de Keeway destaca por su facilidad de Conducción

La unidad de prueba que facilitó Gildemeister a Smotos, estaba casi nueva, con solo un poco más de 100 kilómetros recorridos, detalle que me permite vaticinar una performance de conducción,  aún mejor que la que tuve, una vez que se concluya el rodaje reglamentario. Con una vocación marcadamente citadina, a esta máquina la llevé al centro capitalino, en un día hábil de gran congestión. En arterias  como avenida Portugal, Vicuña Mackenna, Santa Rosa, Mac Iver, Moneda, Agustinas, pude comprobar, en medio de vías saturadas de peatones y automovilistas imprudentes, su gran capacidad para ser maniobrada a bajísima velocidad (menos de 10 kilómetros por hora), simpleza para ser movida en espacios estrechos, subir, bajar marchas y sobretodo frenar ante cualquier riesgo. La conducción “fina”, es sin duda es una de sus grandes fortalezas para quienes buscan un medio de transporte sencillo y fiable que los traslade a diario a sus trabajos. Pero no conforme con ello, y dada su ingeniería europea más “Racing” con horquillas invertidas, neumáticos anchos y tubulares, decidí explorar todo su potencial en un viaje Santiago -Pomaire- Santiago. Cogí la Autopista del Sol pasado el mediodía, y dado el poco tráfico pude acelerar desde el comienzo. Rápidamente su motor monocilíndrico me llevó sin problemas hasta los 100 k/h, con una agilidad y estabilidad sorprendentes para una moto de su cilindrada. Su centro de gravedad al ser bajo, permite tomar las curvas con mayor inclinación y seguridad.

Ya a alta velocidad, las vibraciones son escasas, y no revisten una molestia para el piloto, lo que le otorga una mayor comodidad en viajes interurbanos. Se siente una construcción y armado robusto, sin ruidos extraños, aflojes de piezas, como también se perciben un grupo de componentes de calidad en plásticos y metales. En plena carretera, ya lejos de la gran ciudad, enfrentado a camiones con acoplados de gran tonelaje, no se sintió liviana ante las turbulencias producidas por esos gigantes de la ruta, a pesar de tener un peso en seco de 120 kilos. Asimismo, demostró gran capacidad de recuperación de velocidad, y facilidad de adelantamiento: era dar “gas” y la moto iba respondiendo a mis requerimientos. Una vez en el pueblo de la greda, las miradas de los lugareños se hicieron sentir al verme pasar, llamándoles profundamente la atención de su conjunto “cola- luz de freno”, la cual es Led, como también su armoniosa unión “estanque- horquillas- faro”, el cual es amplio y llamativo, algo que se agradece si se desea ser visto por los demás autos.

Su gran foco de tres puntas es bastante llamativo y un sello distintivo de la línea de esta moto

Sin duda es una máquina muy bien pensada para un uso diario en la ciudad, pero no por ello  sacrifica estilo y prestaciones. Asimismo, se plantea como una noble compañera en recorridos largos por carreteras y autopistas, teniendo un desempeño meritorio en caminos de alta velocidad. Por sus dimensione es ideal para un conductor que mida menos de un metro setenta. En tanto, una serie de “extras”, la perfilan como una muy buena opción de compra: asiento granulado para una mayor adherencia; bloqueo de chapa de encendido para evitar forzamientos; cubre escape completo para minimizar quemaduras y ajuste de abertura de manilla de freno.

La RKV 200 es una seria alternativa para aquellos que persiguen una moto de lograda estética, potencia y economía a un precio módico y con un gran pos venta detrás.

La sección de comentarios es abierta, las opiniones publicadas son de responsabilidad de quien las emite. Smotos.cl no se responsabiliza de ellas.
Ingresar >
Nuevo usuario

Síguenos en:

Revista SMotos

Argomedo 376 - Santiago de Chile / Fonos: (+56 2) 2635 4489 - (+56 2) 2222 0594

síguenos en:

Powered by: Quacrom.com