Advertisement

smotos

Inicio > Cesar Mora Páginas (2):   12   »
Lunes 16 de Octubre de 2017

El Motociclismo


de Velocidad en Chile  

 

(13° parte)

 


Y seguimos urgando en la historia del Motociclismo de Velocidad en Chile y esta vez nos reunimos con otro piloto, mecánico, preparador y gran entusiasta de las 2 ruedas como es Christian Haleby.
Esta es una historia que faltarían hojas para contarla entera ya que Christian a sido un precursor en muchas materias y su vida ha sido un sinfín de aventuras entre las 2 y 4 ruedas, entre válvulas, culatas, empaquetaduras, motores de autos y de motos.
Nace en 1950 en Santiago, su familia es origen sirio-alemán y fue el menor de 4 hermanos. Su padre fue un industrial que hizo máquinas de extrusión en 1942, siendo la primera de Latino América, la Fundición Libertad de la familia Kupper le hacía piezas para sus máquinas. De ahí creo viene mucho de la mente creativa de Christian en fabricar piezas y preparar motores.
Su tío materno Juan Modrow, muy importante en su vida, tenía taller de autos donde una vez que entraba no había quien lo sacara después, la fascinación por los fierros es desde muy pequeño. A los 5 años su auto a pedales “ Patito” sufre el síndrome de la velocidad no resistiendo el tren de marcha que le imponía el piloto!!!
¡Aprendió mecánica con su tío Juan, donde desarmaba de todo y si al armar le sobraban piezas preguntaba para aprender cómo era!!!
Empezó a arreglar autos a los 15 años y saca las humanidades gracias a los arreglos de los autos de sus profesores, también era la época donde su bicicleta era desarmada semanalmente para revisarla completa y armarla de nuevo, muy engrasada y limpia.


 

El 65 se compra la 1ª moto, una Puch austriaca. Por esos años maneja un Hudson del 46 de su tío, con embrague de corcho y bañado en aceite, por un par de años, para qué hablar de carnet de conducir!!!
La 2ª moto es una Frejus 50 cc. que la cambia por el Ford A, después vendría una Yamaha 250 cc YDS 4, de Chipe Aguilar, dueño de una rectificadora, que la compra pagando con herramientas y algo de plata.
El año 66 compra un Ford A, lo de-sarma en 4 horas completo y nunca lo volvió a armar
A los 21 años es jefe de servicios de Juan Armando Band con Austin Mini hasta el 73.

 

 

Su primera carrera fue el año 1972, en una Mondial 125 cc. de M.A. Barbosa, su madre le arreglaría un buzo de Jaime Padro durante la noche, ya que M. Antonio llega con una moto nueva y le presta la vieja, el correría en la Junior 125 y Christian la Senior. Cometería un error de novato al girar la llave de la bencina a la reserva, se queda sin bencina a la 1ª curva. Se da cuenta al mirar la manguera seca y parte nuevamente para terminar 3º o 4º, no se acuerda.
En Enero del 73 corren en el Resbalodromo, como le llamaban al Circuito callejero de San Felipe, lo hace en una RD 250, moto de los carteros, que era de Raul Alcaino, corre junto a Jaime Padro, V. Cascino, las grillas eran de 15 pilotos, todas 4 T.

 

 

Eran tiempos difíciles, llevan la moto adentro de una AX330, que le tienen que sacar el asiento para que entrara. Trabajaron toda la noche tocando el motor, rebajando culatas, sacando focos, puliendo admisiones.
Para la siguiente carrera en Peñuelas, cementan pastillas de válvulas en la cocina de la casa, la humareda adentro era increíble,  siempre pensando cómo mejorar los motores, llegan tarde pero igual prueban la moto después de la carrera. Incluso llega a usar un condensador de citrola para hacer andar la moto en Circuito de Gran Avenida.
Él se siente traicionado en este mundo competitivo desde el año 73 donde ya habían motores fuera de cilindrada en la categoría para finalizar negociando a sus espaldas el 79 una moto que había esperado por años y que se la vendieron a otro piloto, es un sabor amargo que cargó por años!!!
El 74 le llegan repuestos para la Hermaqui, pero para variar el eje de leva no era el mismo e inventa una solución cortando el eje de leva nuevo y usa los cabezales del viejo con un ensamble ideado por él!!! Siempre buscando soluciones que nadie pensaría.
La primera carrera fue en el Parque Cousiño donde entrenando el domingo en la mañana rompe el motor, le adapta válvulas y anillos de auto, metió soldadura los pistones y con ese motor corríó todo el año y no se volvió a romper más!!! Termina 3º el Campeonato que gana Cascino pero con un motor amayorado.
El 74 Van a correr un Panamericano a Venezuela con Penjamino Mauriziano donde consigue la representación a futuro de la marca Yamaha, van Polo Ossandon y Pablo Gamberini con él. Corría Johny Ceccoto también, termina 4º con una RD 350 prestada, ya que nunca pudieron montar el neumático sin pincharlo, trabajaron toda la noche, jajaja. Además le prestan una moto del Team Ceccoto ya que la suya no tenía silenciadores y Penjamino le adapta llantas slick atrás y adelante con dibujo.
El 75 se abre la importación de motos, la categoría ahora se llama Fuerza Libre, donde motos de 4 cilindros de 750 cc y similares empiezan a correr.
Juan Carlos Jobet, amigo personal, es quién importa las primeras Suzukis y también trae los cascos Nava.
¡¡¡Por esa época se instala con su primer taller de motos solo y empieza a armar las motos nuevas y también a preparar motos de carrera para sus competidores, cuando aún tenía 3 pesos y un repique!!! ¡¡¡Entre medio compra la 1ª Suzuki TR 500, solo se fabricaron 3 en el mundo, era tan rápída que entrenando en Isla de Maipo entra a la iglesia con moto y todo!!!
Ganaría su primer Campeonato ese año 75. Se va del Audax Italiano y forman la rama de Motociclismo en U. Española con Eduardo Letelier, sigue armando motos en su taller.
Ese año participaría en el Latinoamericano en Interlagos, donde terminaría 8º con una camisa de fierro hecha por él, frenos de tambor y con amortiguadores, corría una TZ 350 cc. Los brasileros no podían creer lo que habia hecho este chileno!!!

También corre las 500 millas de Interlagos en dupla con Gianfranco Barbieri, pelea toda la carrera con Perti Korhonen, campéon finlandés y piloto mundialista


Seguirían los Campeonatos 76, 77, 78, 79 y 81 en Fuerza Libre y 350 F Internacional.
El 81 correría en La Dehesa las 3 horas con José Cox, circuito callejero, el día después del matrimonio, solo tomó Ginger Ale!!! El 82 termina 2º en las 3 horas en La Dehesa peleando con los Hnos. Izquierdo quienes usaban una Honda 900 preparada y ellos en una RD 350, corrió con Freddy Valderrama padre, quien no conocía la moto.
Seguiría su carrera más ligado a los autos de alta gama y a marcas como Alfa Romeo, Chrysler, Subaru. Desde el año 95 trabaja como Gerente Técnico en SK Automotriz para Chrysler hasta el 2011. Después seguirá como Asesor Técnico para todas las marcas que representa SK Automotriz, dando charlas técnicas y clínicas de manejo. Tambien imparte clases para Carabineros en autos como los Charger, Durango y RAM.
También ganó el 2015 2 carreras con un Chevy Nova V8  en la categoría V8.
Bueno amigos sigan pilotando sus máquinas, como siempre bien equipados y muy atentos al tránsito, cada día esta más peligroso, se los dice el Dr. Mortis quien rueda por siglos arriba de ellas, hasta la próxima!!!

hasta la próxima!!!

Mi?rcoles 05 de Julio de 2017

El Motociclismo


de Velocidad en Chile  

 

(12° parte)

 


Seguimos recorriendo la historia del Motociclismo de Velocidad en Chile y para eso viajamos a la V Región, específicamente al Museo El Rungue, donde otro de los protagonistas de esta historia tiene un Museo donde atesora también su pasión no solo por las motos sino también por los autos antiguos, que nos entregan otra visión de Rodrigo Guarda Gallardo (El “Coco” Guarda”).
Como en tantas otras historias en la casa familiar no habían motos ni relación con ellas, pero al joven Rodrigo le atraían ya que no tenía que pedalear como lo tenía que hacer en su bicicleta.
Francisco de Aguirre con Manuela Cañas, el Vitacura antiguo era el barrio donde se crió, y donde los jardineros de la época en motonetas y bicimotos cargaban sus herramientas, momento donde les insistía que se las prestarán para dar una vuelta a la cuadra, este niño de 9 años ya soñaba con la velocidad arriba de una moto!!!
Ya con 10 años tenía un pequeño taller en su casa de bicicletas, bicimotos y motores Mosquito, pocos se acordarán de este nombre que en aquella época era el sueño de muchos, grandes y chicos, me incluyo en esto también, motores de 50 cc. 2 tiempos que se montaban a la bicicleta transformándola en un bólido para la época!!! Era autodidacta y su madre, la Bertita como cariñosamente la llamaban, lo incentiva para aprender el oficio hasta que se transforma en un verdadero taller, pero a la vez también comienzan los problemas con los vecinos por el ruido, olores de combustible, era el barrio Vitacura.
Por esos años llegaría a la casa una Indian 750 cc, año 46, que su hermano Jorge la trae para arreglo de motor, era de Felipe Correa, de a poco la empiezan a reparar, para él era un hobby aún, hasta que logran echarla a andar, en esta moto aprendería a manejar, donde la palanca de cambio era al estanque y el embrague en el pedal izquierdo, tenía 14 años y le ayuda en esta tarea su amigo el Negro Ramirez, más mecánico que él en esa época. Por esos tiempos solo se ven motos europeas y americanas como AJS, Norton, Triumph, Gilera, Indian y Harley Davidson por supuesto.

 

 

Algunos años después empieza su pasión por los autos  y compra un Cadillac de Ville, coupe, una nave de grandes dimensiones y otro amigo, Nano Pareto, compra otro Cadillac y siempre recordaré esas 2 gigantes naves frente a frente con sus máscaras imponentes, hacían las delicias del grupo, la casa de Rodrigo era un lugar de encuentro para los amigos, entre ellos Alvaro Bascuñan, más conocido como el Huaso Choppers (Q.E.P.D.), amantes de las Harley!!!
El año 1976 abre su primer taller en calle Cóndor, llega Patricio Navarrete a trabajar como ayudante, hijo de Colo Colo, famoso soldador y motoquero. Compran una moto Yamaha 125 inundada por el río y la transforman en moto de carrera para Pato, Rodrigo corría en una Honda Bol D Or 900 cc. auspiciado por Fernando de Carcer.
Seguirían varios años de carreras de velocidad donde conquista un Vice Campeonato el 82 y el Campeonato de 83 en la categoría 551 cc – 1300 cc.  También participaría en las 100 millas, todas pruebas disputadas en Las Vizcachas. También recuerdo una carrera en loteo La Dehesa, donde participaban pilotos como José Cox, Marco Antonio Barbosa, Antonio López, Christian Haleby.
También participó en Rallys de antología como el de Puerto Williams, Parinacota, Isla de Pascua, como también años después correría el Campeonato Nacional, en categoría Promocional conmigo, donde por una lesión mía perdimos el campeonato, teniendo que conformarnos con un 2º, seguimos después en categoría expertos por un año más, yo seguí con el enduro pero él se retiró de la competencia.
Unos pocos años antes conoce a Jaime Bustamente por las motos antiguas y traba amistad con Caco Bustamente también , quien a la postre sería su socio en Solomoto.
Pero esta historia parte antes con Andy Von Unger quién era socio de Jaime en Solomoto, pero fallece entrenando motocross en San Carlos de Apoquindo, un fulminante ataque al corazón. En esa época ya trabajaba como mecánico y comprador de repuestos de la tienda.

 

 

Después de su muerte, Caco, quien retornaba desde Venezuela, compra junto a Rodrigo la sociedad y comienza una época dorada del enduro chileno, junto a personajes como Winston Colvin, Pancho Bascuñan, Alfonso Noguera, Arturo Lyon y Giorgio de Gavardo, importando gran cantidad de XR 250, la moto de la época, seguirían las CR 250, XR 600 y la mítica CR 500, moto con que gané un par de carreras también.

 

 

Recuerdo el Rally de Coyhaique donde se hizo famoso el dicho “no suelto la luca y media ni cagando”, Alexis fue testigo de dicho evento al estar al otro lado de río, que casi se lo lleva con moto y todo,  casi al final de la carrera y ayuda a Rodrigo a salvar su moto nueva, su primera CR 250 nueva, por eso el dicho!!! Terminaríamos 2º junto a Marcelo Bontá y Rodrigo!!! Muchos pasaron la noche en el bosque empapados hasta el cogote, sin contar a Rodrigo Contardo que perdió la moto en otro río, llovió a la antigua en Coyhaique esa vez!!!
Después funda Guarda Motos en Vitacura, donde sigue haciendo mecánica y restaurando algunas motos, continua en Batuco donde comienza a crecer el parque de motos y autos antiguos que termina en lo que hoy es el Museo del Rungue, al lado sur de Maitencillo donde atesora sus máquinas de 2 y 4 ruedas, donde los V8 rugen volviendo a la vida de manos de este experto mecánico y gran piloto también, un lugar que debes conocer de todas maneras.
Bueno amigos sigan pilotando sus máquinas, como siempre bien equipados y  muy atentos al tránsito, cada día esta más peligroso, se los dice el Dr. Mortis quién rueda por siglos arriba de ellas,

hasta la próxima!!!

Mi?rcoles 10 de Mayo de 2017

Grandes nombres :

 

Hoy Guido Cirano  El Motociclismo de

 

Velocidad en Chile


(11° parte)

 

 

Continuamos buscando a los pilotos que escribieron importantes capítulos del Motociclismo de pista en Chile y esta vez conversamos con Guido Cirano, quien fuera piloto y dirigente de la FMC  y del Bicicross también.

La historia se remonta a 1953 cuando Guido, de 6 años, que vivía en Melipilla, tiene el primer contacto con las 2  ruedas a partir que su familia tenía varios locales comerciales adjuntos a su casa y dentro de estos había un taller de bicicletas, pero que también reparaba algunas motos, escasas en esa época.

En este taller comienza la pasión por las motos, ya que en su familia nadie tenía motos y él después del colegio se iba fijo al taller a mirar y de a poco comienza a hacer pequeñas labores que hacían las delicias de este niño quien no cabía en sí de la felicidad cuando le tocaba patear alguna y escuchar como rugían esos motores, esto era todos los días. De a poco se hace muy cercano al dueño a quien acompaña a Santiago en viajes en moto cargando marcos de bicicletas para cromar o pintar, viaje que en esa época tomaba 90 minutos, con sabrosas paradas en el camino.

¡También se deleitaba los domingos al salir a la carretera que atravesaba Melipilla en esos años para mirar en la mañana como pasaban los grupos de motonetistas camino a la playa y hacían un aro en el pueblo, en la tarde al regreso se repetía la ceremonia de ir a ver las motos, que su próxima parada era Talagante donde iban a bailar Rock & Roll !!! Con tan poco que nos contentábamos antes y tan plenamente felices que podíamos ser, algo que hoy día se echa de menos.

 

 

¡La cosas simples y pequeñas nos transportaban a soñar despiertos!!!

Pero la pasión de los motores también lo acercan a los TC de la época donde Armando Romanini tenía unos de estos autos en un taller, que debía probar en la carretera entre Melipilla y San Antonio,  Guido decide subirse escondido en la parte de atrás del auto en el taller y cuando van a mitad de camino se dan cuenta que este niño de 12 años no cabía en sí de felicidad, ellos entre sorprendidos y contentos con él, se transforma en la mascota del V8!!! Esta experiencia marcaría a fuego su vida junto a los fierros. Eran familias amigas y conocidas en el pueblo ya que en la panadería de Romanini los hijos de él y Guido jugaban dentro del patio con una motoneta Vespa 56 que era de Armando.

Llega el año 60 y la familia se traslada a Santiago y uno de sus hermanos (eran 10 en total) se compra una moto para ir al trabajo, una Honda Benly, 125 cc. que le pide ayuda para llevarlo al trabajo cada mañana y después lo llama a la casa a los 10 minutos para saber que había llegado, de a poco Guido empieza a alargar la vuelta y comienzan las vueltas de los 10 minutos más intensos del momento, ya que el hermano no podía saber que alargaba las vueltas en el regreso a casa, creo que aquí empieza a acelerar con muchas ganas tratando de llegar lo más lejos posible en la vuelta, cosa que hizo. Esta aventura duraría 3 años.

Luego estudiando en el Liceo 8, Bustamante esq. Santa Isabel, descubre el taller de motos de los Hnos. Gonzalez, llamados Los Chanchos, que estaba frente al liceo y como era ya una costumbre va a mirar las motos cada tarde. En este taller se preparaban las motos de carrera del Club Audax Italiano.

¡Como manejar motos era lo único que quería, se hace amigo del carnicero de la esquina de su casa, quien tenía una Lambretta, entonces le ayudaba a repartir los pedidos a cambio de manejar la moto!!! Llego a entregar pedidos a Jorge Alessandri. Entre medio asesora a su hermano en la compra y venta de motos.

Entra a estudiar Topografia a la U. de Chile el 71 pero al año se retira para estudiar en el Instituto ICM, donde se titula como operador de IBM.

Ya el año 72, con recursos propios se compra primero una Yamaha 250, luego la Motovi 50 y una Ducati 250, con las que comienza a competir en circuitos callejeros como Villa México, en Maipú, Machali, Playa Ancha, San Bernardo y otros. Ese año termina 3º ya que no corre todas las fechas. Corrían pilotos como José Luis Vargas, Manuel Varela, Hernán Lillo, Mario Carrizo, Mario Mauriziano, Antonio López, Henry MC Laren.

El 73 gana el Campeonato seguido por Toño López, alias Piolín, y Varela 3º. Aun con muy poco equipamiento, casco de fibra, antiparras, chaqueta de cuero, jeans y botas, no había para más.

Por esa época se hace amigo de Vincenzo y Jorge Herrera, el viejo, quienes corrían velocidad por el Audax y terminan corriendo en la UC con Guido.

El año 74 prepara junto a Vincenzo el viaje a competir a Europa el 75, donde compran una Aermacchi en la fabrica y corren 4 fechas, Guido era su asistente y mecánico. Después se queda trabajando en Europa hasta el año 80 cuando vuelve a vivir a Chile con su hija.

Ese año compra una Sachs 125, 6 cambios, pero con chasis Bultaco TSS, moto que trajo Limberg Moreira y la deja después de correrla. De este motor solo se trajeron 2 a Chile para el proyecto Motochi 125 cc. Muchos seguros nunca escucharon hablar de ella, pero fue el intento de armar motos en Chile del cual no escuchaba hace años pero las conoci.

Del 81 al 84 sigue corriendo, pero no regularmente hasta que el 85 termina 2º el campeonato detrás de Pancho Nazar.

Se retiraría hasta el 93 donde regresa a las pistas de la mano de las RS 125 traídas por Cristian Scheib, y continua después con las 400 hasta el 96 cuando se retira definitivamente de las carreras.

Trabajaría con Alejandro Schmauk cuando este corría Rally, después llega a Maco el 2000 a cargo del equipo VW.

Bueno amigos sigan pilotando sus máquinas, como siempre bien equipados y  muy atentos al tránsito, se los dice el Dr. Mortis quìen rueda por siglos arriba de ellas,

hasta la próxima!!!

Mi?rcoles 10 de Mayo de 2017

El Motociclismo de

 

Velocidad en Chile  La Historia 

 

(10° parte)

 

 

 

Seguimos buscando y conversando con quienes han marcado huella y dejado un legado en la historia de la Velocidad en Chile y hoy lo hacemos con Vicente Leguina, con quien tuve la fortuna de haber compartido pista, podios y experiencias durante varios años.

Pero vamos a lo que nos interesa que es conocer de cerca esta historia.

Como ya es recurrente en todas las entrevistas que hemos realizado, el bichito de las motos picó muy joven a Vicente, ya la edad de 7 años quedó prendado con las 2 ruedas.

Pero en este caso fue al revés de lo tradicional donde las madres son las que menos les gusta el tema. La excepción la hace la mamá de Vicente, quien manejaba motos y tenía una, en la que lo saca a dar una vuelta, era una RD 125. A pesar que el padre tiene varias motos en casa no lo quiere involucrar en el tema, enseñarle a manejar y menos más tarde incentivarlo a correr. En cambio, su madre llegó a acompañarlo a las carreras. Notable esa mujer!!!

La pasión continúa ganando terreno ahora de la mano de un tío que arrendaba motos en aquella época, fines de los 70 y los 80.  Vicente después del colegio pasaba al local y si había motos que no se habían arrendado él se las prestaba haciendo la felicidad de este niño.

El mismo tío le vende 2 GT 80 a los padres de Vicente con lo que la felicidad es total, tiene moto en la casa y después del colegio era moto, moto y moto!!!

Pero al cabo de 2 años se venden las máquinas y Vicente comienza a manejar autos a temprana edad. Pero su tío mantendría una Triumph Bonneville 750 que seguiría usando entre los 12 y 17 años.

Su madre, su tío materno y su tío paterno eran fans de las 2 ruedas por lo que un día le regala el hermano del padre una Benelli de carrera a Vicente, pero su padre la devuelve, quedando con un cuello muy grande!!! Porque en su cabeza era monotemático: moto, moto  y moto.

A pesar de ser buen alumno pasa por 11 colegios, por inquieto, pero con buenas notas.

A los 18 años termina el colegio en el Liceo 11 y se va a vivir a Sudáfrica con la familia por trabajo. Pero ni recién llegado consigue trabajo en una planta petrolera y logra comprarse 4 motos con varios sueldos, son de segunda mano, pero que él se encarga de arreglar y usar. Compra una GS 750, una Katana 1100, una YZ 250 y otra 125.

También estudia Ingeniería Industrial en Sudáfrica por 2 años y al volver a Chile continúa estudiando Ingeniera Industrial en la USACH. Sin embargo, se cambia de carrera y estudia Ingeniera en Comercio Internacional en Esucomex, donde tras 4 años se titula pero al mismo tiempo empieza a correr en moto.

 Corría el año 1992 y su primera carrera es con una GSX 750 en Vizcachas donde, desafortunadamente, se cae cuando rodaba en 3ª posición. Corrían Andrés Jusari, Jacksa Simunovic y Gonzalo Huerta, entre otros, quienes peleaban la punta de las carreras. Sigue compitiendo ese año donde gana algunas fechas, pero se cae harto, lo que lo hace correr lesionado. ¡Siempre se ha caracterizado por ser un piloto que se exige mucho y va al límite, lo que le costará lesionarse mucho durante su carrera, pero también logrando muchos títulos y carreras inolvidables!!!

Todo esto se lo financia solo gracias a su negocio de compraventa de autos, el apoyo emocional de su madre y las ganas de correr, ya que en esa época se va andando a las fechas como muchos otros, sin mecánicos ni asistentes, solo el “Espárrago” Jusari que llevaba un banano con herramientas los salvaba a todos.

El ‘93 cambia de moto a una FZ 750 con la cual gana algunas carreras, pero no corre todo el año.

Su primer campeonato lo ganaría el año 95 en una GSX 750, modelo 89, también se quedaría con la corona en la categoría 125 cc. con las motos que trajo Cristian Scheib.

Seguiría compitiendo con distintas motos que le preparaba Patricio Vergara y en las carreras conoce a Rolando Bergmann el cual, a la postre, sería su preparador y amigo por muchos años y de la mano de él conseguiría otros títulos.

Su veta de Ingeniero Mecanico le ayudaría a concebir  un proyecto que sería su primera Super Motard, una KLX 650, donde adapta componentes de 400, YZ 250, frenos de FZR 1000, amortiguadores, en fin esta idea sale de haber visto una en España, los hermanos Bergmann lo ayudan en este proyecto y causa furor al no haber otra igual en Chile!!!

Del 96 al 2000 gana Campeonatos de 125 cc y Fuerza Libre como se llamaban en la época a las SBK.

SU INTERNACIONALIZACIÓN

El 2005 firma un contrato con Honda de exclusividad y corre en Bs. As donde sale 3º con una CBR 1000, el 2004 ya había participado en Argentina con una Bimota donde termina 5º.

El 2009 corre en Estoril los 500 Km. y gana junto a su coequipo Vania Medrano!!!

El 2012 se decide a correr todo el Campeonato Argentino y lo gana en la categoría SBK, repite el 2013 donde en una épica carrera, Ramírez lo choca en la última vuelta pero Vicente se para, hace andar la moto y termina la carrera coronándose Campeón nuevamente!!!

Sale 3 veces Campeón de la Copa Mercosur en Uruguay, 3 veces 2º lugar en las 100 millas de SM en Limache, el 2013 gana Campeonatos en Perú, Argentina y Mercosur.

Como ven una larga lista de títulos y carreras ganadas con mucho trabajo y dedicación que es lo que se necesita para triunfar en este deporte!!!

Bueno amigos sigan rodando por tierra o asfalto y disfruten del placer de conducir sus máquinas, siempre bien equipados y muy atentos, se los dice el Dr. Mortis quien rueda por siglos arriba de ellas, hasta la próxima!!!

 

 

 

 

Mi?rcoles 10 de Mayo de 2017

El Motociclismo de

 

Velocidad en Chile

 

(9° parte)

 

 

Esta vez nos trasladamos a Mallarauco para conversar con Marco Antonio Barbosa, otro apellido ligado al mundo competitivo de las dos ruedas después de muchos años, hoy con Ruy Barbosa Jr., quien acaba de finalizar un periplo en el circuito mundial de enduro con buenos resultados.

 

 

La historia comienza en la casa paterna donde las motos están fuera, pero no así los autos deportivos que poseía Ruy padre. En esta familia todos se llaman Ruy, menos Marco Antonio, su hermano se llamaba Ruy también, padre de Ruy, sobrino de Marco Antonio.

Entre sus joyitas hubo un BMW M 38 que corrió en Monza, dos Alfa Romeo 2500, 6 cilindros Super Legera, un MG TC que manejaba su madre hasta los 80 años: un Alfa Romeo GTV 2000.

Hay una anécdota en la familia sobre el freno delantero de las motos que marca el alejamiento de las motos, ya que  el padre sufre una caída en un piso de adoquines medio mojado el que luego sentencia que no se debía usar el freno delantero en las motos, cosa que a Marco Antonio le costará superar ya que todos sabemos que una moto se detiene gracias al freno delantero.

 

 

Lo de las carreras también viene como algo oculto para la familia ya que su hermano Ruy sacaba el auto de su madre los fines de semana para correrlo sin que nadie supiera; le inventaba fallas al auto para llevarlo el día jueves y lo devolvían el lunes en la tarde. En este tiempo le cambiaban carburador y escape, le pintaban el techo y los números con latex para después lavarlo antes de regresar a la casa, hasta que gana el campeonato, sale en la prensa y llaman a la casa para felicitarlos por el triunfo del hijo y queda toda la trama al descubierto. Su madre lejos de enojarse esta chocha con el triunfo de su campeón.

Marco Antonio tiene su primera moto a los 19 años: una Ducati 175, año 71, pero le dura solo 20 días ya que la vende para comprar una Honda Super Hawk, 250 cc. Le seguiría una Montesa Capra 250 cc. que se la vende Jaime Colvín pero como eran traídas por el Club Unión Española tenían que correrlas. Así participa en las carreras del club.

El año 74 organizan un Panamericano de Motocross en Chena, Velocidad y Karting en Las Vizcachas, donde correría Ayrton Senna en Karting, Ricardo Boada en Motocross, quien corrió con la primera moto con monoshock que se veía en el país y luego se quedó con el título.

El marco de público nunca más se repetiría. Se hablaba de 150 mil personas en los 3 días. Recuerdo haber asistido al Chena y había gente por todas partes, la Panamericana como se llamaba en esa época la ruta 5 Sur, se cortó el tránsito por la cantidad de asistentes.

Marco Antonio vente motos y promociona las Montesa, pasando videos en la discoteque Fauno; luego Fernando de Carcer lo lleva a Tecfin, recorre el país en su citroneta para realizar sus ventas y luego seguiría en  Indumotora con Kawasaki.

Su carrera deportiva comienza el año 71. Su primera fecha es con la Mondial formula de 125 cc. en Peñuelas, donde a poco de largar queda fuera de carrera, porque tenía cortado el paso de la bencina ya que Christian Haleby, su compañero de fórmula había participado antes en la serie promocionales y tomó esa precaución.Es la primera carrera de ambos.

La segunda carrera es en san Felipe donde llevan las motos en la maleta de un Impala con Raul Alcaíno, Christian Haleby y Barbosa. Nuevamente 3 pilotos para 2 motos. Aquí también termina mal la fecha ya que le cambian el freno delantero a la Triumph por uno más potente y quiebra la horquilla delantera de la moto al exigir el frenaje.

Volvería a correr en Vizcachas, con una KH 125 cc. donde se hace famoso por su estilo agresivo en las largadas proveniente del cross donde en la primera curva se tira con todo y el resto le cede posiciones antes de llegar al choque, cosa normal en el cross.

Después seguiría con una Yamaha TA 125 cc. 2 tiempos, moto que conserva hasta el día de hoy.

El año 76 gana el Campeonato de motocross en 125 cc. , ya que corre en las 2 disciplinas al mismo tiempo.

El año 78 consigue los Campeonatos de Mecánica Nacional y Formula.

Ese año también se realizarían las 3 horas donde se queda con la victoria corriendo con Antonio “Piolin” López, con una Kawa Z 650 estándar.

Produjo también carreras callejeras en Los Dominicos y San George y La Dehesa.

El año 79 gana el campeonato de Fuerza Libre con la Kawa Z 650 contra las Ducati 900 de los  Barbieri, pilotos peruanos.

Su carrera llegó hasta el año 82 luego de participar en el Mundial de Motociclismo en Buenos Aires en la categoría 125 cc.

Él también fue la inspiración de su sobrino Ruy, a quien le ofrece regalarle una moto a los 12 años, pero su hermano Ruy le dice que bajo su responsabilidad por lo que desiste. A pesar de esto le enseña tips de manejo en el campo familiar y organiza carreras con los viejos cracks, donde Ruy corre con la moto de Harambilet y les gana a todos los viejos, tenía 17 años.

Ruy partiría corriendo con una Cagiva el Campeonato de Motocross con 18 años.

Amigos, sigan rodando por tierra o asfalto y disfruten del placer de conducir siempre bien equipados y muy atentos. Se los dice el Dr. Mortis quién rueda por siglos arriba de ellas. 

 

¡ hasta la próxima !

Mi?rcoles 10 de Mayo de 2017

 

El Motociclismo de

 

Velocidad en Chile

 

(8° parte)

 


Es extensa la lista de quienes hicieron historia en el motociclismo de velocidad en Chile, hoy conversamos con Mauricio Concha Gantes, otro destacado piloto, quien ganó varios Campeonatos Nacionales hace varias décadas.
Al igual que en muchos hogares, en casa de Mauricio las motos eran consideradas un peligro por su familia, a pesar de que su padre era muy amigo de Enrique Horta quien lleva aceite en las venas en vez de sangre, por su conocida pasión por los fierros y las 2 ruedas. La familia Horta sigue vigente en este campo hasta el día de hoy a través de su nieto Matías.
Es así como estas familias se encuentran y Mauricio es compañero de colegio de Felipe desde temprana edad y a través de ellos empieza su amor por las motos y las bicicletas, ya que sin posibilidades de comprar una, debido a que no eran bienvenidas en casa, se une a los hermanos Horta acompañándolos a las carreras de ambos en los circuitos de Chena, Las Vizcachas, que eran los escenarios tradicionales de la época que vivían. A Kuto lo acompañó durante 10 años.

 

 

Su familia era modesta, con un padre camionero pero de él aprende mecánica ya que las reparaciones eran pan de cada día y se hacían en casa. Esto le daría más tarde un amplio conocimiento de mecánica de motos ya que el mismo reparaba y preparaba sus motos y también de otros.
De hecho la primera moto que compra Mauricio Concha fue a los 23 años: una Cota 349. Luego sería  Felipe Horta quien le vendería  una RD 350, refrigerada por agua con la cual competiría varios años y le obtendría varios títulos.
El comienzo de su carrera deportiva fue el año 82, en el circuito callejero del loteo Los Dominicos, donde sale 4º en categoría promocional, oportunidad en que  Jacksa Zimunovic y el “Gato” también corrieron. Ya a finales de ese año entra a correr Fuerza Libre como llamaban a las SBK de la época, siempre con la misma moto.
El año 83 participa en la categoría 400cc, donde termina 3º al final del campeonato. Allí participaban Alejandro Bergmann, Jorge Herrera, Ronald Fell, Raúl Erazo y varios más. En  Fuerza Libre termina 2º en el campeonato, que sería ganado por Rodrigo Guarda. Otros de los pilotos de la época eran los hermanos Izquierdo, De Carcer, Bustamante y Lama.

 

 

Entonces se corría en Vizcachas, Machali y Rancagua.
El año 84 corre las 3 Horas con Felipe Horta donde termina en 2º lugar pese a 2 rodadas que sufre durante la prueba, mientras seguirá participando en las 2 categorías de 400cc y Fuerza Libre.
El 85 sigue compitiendo con la fiel RD 350 terminando 3º en el campeonato de 400cc. También participa en las 3 Horas Internacionales donde compite con Gonzalo Bergmann ganando la carrera en Vizcachas. A fin de ese año se retiraría de las competencias por temas familiares.
A fines del 86 corre con una moto prestada las 100 millas, a un piloto, con una VT 125 2T y termina ganando a pesar de pelear la punta con Pollo Valderrama en la primera parte. Valderrama pierde la carrera en pits al reabastecer. Corrían también Jaime Baltimar, Francisco Nazar y Yury Urquijo.
A principios del 87 le compra la moto a otro piloto, ya fallecido, Guillermo Espinoza, quien se retira el año anterior y parte a competir el Latinoamericano a Colombia. Lo acompañan Pablo Gamberini, Jaime Baltimar expedición que hasta el segundo día tenia buen desempeño, terminando 5º, después al tercer día lo botan y termina la moto rota lo que le impide continuar. Ese año y el siguiente hace solo algunas carreras, pero se decide volver el 89 y se prepara todo el verano para ganar el campeonato, logrando también adjudicarse las 50 millas en Las Vizcachas. El año 90 gana su categoría, la 125 cc.
En el año 91 decide no correr más en 125 cc. y compra una Suzuki RGV 250 cc. moto de alto performance, replica basada en la 250 GP. Con esta moto entra a competir en la categoría 400 cc. Pelea los lugares de avanzada, pero 2 rodadas con consecuencias en el año lo dejan fuera del podio.
El año siguiente, 92, se retira definitivamente pero empezaría otra carrera, esta vez como preparador y entrenador de destacados pilotos creando MC Racing Team. Sus hijos fueron los primeros en beneficiarse de esto ya que empiezan a temprana edad a competir: Rodrigo y José Miguel en motocross primero y después en velocidad. Actualmente Rodrigo entrena niños en España siguiendo la tradición que su padre instaló en la familia superando el miedo que sus padres tuvieron con él.
Bueno amigos sigan pilotando sus máquinas, como siempre bien equipados y  muy atentos al tránsito, se los dice el Dr. Mortis quién rueda por siglos arriba de una de ellas, ¡ hasta la próxima !

Mi?rcoles 03 de Mayo de 2017

El Motociclismo de

 

Velocidad en Chile

 

( 7° parte)


 


 

 

 

Seguimos avanzando en el tiempo y conversando con los protagonistas de la historia de la velocidad en Chile. Esta vez nos encontramos con Gonzalo Huerta, un destacado piloto, empresario del rubro y quién continúa arriba de las cuatro ruedas, ésta vez desarrollando una brillante carrera en la serie Porsche GT3 Cup Sudamericana y en la International Endurance Series Europea.

Pero vamos a nuestra historia para conocer la casa de la familia Huerta. Allí se respiraba motociclismo: su padre Alfonso era un amante de las motos. Gonzalo recuerda que con 5 años, había 12 motos en su casa, él tenía una Honda Z50 ya a los 6 años, toda una delicia para ese niño. Todo indicaba que seguiría un curso tranquilo en la familia y en las motos, pero un grave accidente ocurrido a su hermano mayor cambiaría la historia. Su padre decide deshacerse de todas las motos.

Pero como a todos los amantes de las dos ruedas el bichito ya lo había picado, tendría que esperar hasta los 15 años para tener otra, cuando compra un “Fito” y lo “cambalachea” por una Honda 550 F, pero ésta vez escondido de la familia.

Más tarde, a los 18 años le regalan un Fiat UNO nuevo para ir a la U, pero duraría poco ya que lo cambiaría por una Transalp nuevamente. Por esos años, 1988, Gonzalo ingresa a estudiar Ingeniería Civil, donde con otro apasionado de las motos, compran a medias una FZR 400. Recordemos que en la casa nadie podía saber que manejaba motos, pero como la pasión es fuerte y les gustaba mucho una moto GSXR 750 preparada Racing que veía todos los días estacionada, deciden comprarla también a medias con su amigo.

En 1990 Gonzalo participa en su primera carrera donde comparte la grilla con pilotos tan recordados como Jacksa Sumunovic, Andrès Jusari y más tarde Vicente Leguina. En la ocasión gana por un amplio margen su primera carrera. El equipo era bastante básico como todo en esa época, recuerda que los sliders tenía que pegarlos donde el zapatero, pero son más las ganas de correr que las limitantes del equipamiento.

Corre todo ese año, consiguiendo finalmente el Campeonato. Mientras tanto ningún integrante de la familia sabía de estas carreras hasta que finalmente su padre se entera por el diario que su hijo es el Campeón Nacional de Velocidad en moto. Gran sorpresa para el padre, quien después de las explicaciones del caso, acepta esta pasión de su hijo tanto así que lo convence de acompañarlo a la primera carrera al año siguiente, con tal mala suerte que se cae….¡ frente al padre ! Caída sin grandes consecuencias, más que el orgullo herido y la pena de haberse visto en el suelo frente a su padre a quien le había hablado del dominio que tenía sobre la moto.

Pero la vida continúa y gana su segundo campeonato ese año. El sueño continuaría por lo que decide incursionar el año 93 en una fecha en Argentina, esta vez en el autódromo El Zonda, donde va con Felipe Horta. Ese año conseguiría su tercer campeonato en motos de velocidad para Chile.

Al año siguiente decide participar en un Latinoamericano en Buenos Aires, donde se compra un traje réplica Kevin Schwatnz con cheques que eran para pagar la Universidad. Su padre le había dicho: “has lo correcto con esos cheques y no se te vaya a ocurrir no pagar la ´Ú´”.  En Buenos Aires, para parecer un piloto auspiciado, va al centro y compra un buzo con logos Budweiser con el fin de no ser el único de ´´civil´´en el paddock. A pesar de no tener esos auspicios y a puro talento clasifica 2º y termina en la 6ta posición. En la ocasión gana Walter Catania, un argentino que participaba del mundial. Lo acompañaría su amigo Fernando Yercovic, otro piloto de velocidad de la época.

Después continuaría corriendo enduro haciendo pareja con Kurt Abdelkader, con quien ganaría un campeonato. También conseguiría un campeonato en motocross categoría Open y correría en karting. Luego pasaría al rally, participando en varias escuderías y donde también su talento lo llevaría a conseguir lograr superar varias etapas en esa pasada. También participa en la categoría de autos carrozados Tiida donde obtiene otro campeonato, continuaría en autos de fórmula con destacadas participaciones.

 

 

Desde 2009 representa a la marca Ducati en Chile, donde ha conseguido posicionar la marca, correr varias categorías, triunfar en otros campeonatos arriba de la briosas maquinas italianas que son reconocidas por su potencia al tener una entrega de torque lineal, es decir no hay una curva dulce de potencia sino que entrega toda la potencia desde el primer momento. Por eso que pilotos como Valentino Rossi nunca pudo llevarla a la punta porque su manejo está acostumbrado a curva no tan radicales de potencia y estas máquinas rojas de Bologna la entregan toda desde el primer momento, por lo que el manejo debe ser más agresivo para poder poner toda esa potencia al piso.

Para terminar esta historia debo contarles que Gonzalo sigue participando, ahora en categorías de Endurance como las 24 horas Internacionales serie Porsche GT3 Cup 991, donde clasifico 2º y termino en 5º en el circuito Paul Ricard. En Septiembre asiste a las 24 Horas de Barcelona en la misma categoría y en la GT3 Cup brasilera va en 2º lugar a solo dos puntos del líder Christiano Piquet, quedando aún dos fechas por disputarse. Adicionalmente está corriendo en la Opel OPC y en karting, ganando la mayoría de sus carreras.

Bueno amigos sigan rodando y disfruten de conducir sus grandiosas, como las llamaba el Ricky. Pero háganlo bien equipados y siempre muy atentos a la pista. Se los dice el Dr. Mortis quien rueda por siglos arriba de ellas. ¡ Hasta la próxima !

 

 

 

 

Mi?rcoles 03 de Mayo de 2017

El Motociclismo de

 

Velocidad en Chile

 

 

( 6° parte)

 

 

 

La historia de los pilotos que abrieron la ruta de la velocidad

 

 

Seguimos en la búsqueda de historia para conversar con los protagonistas de la velocidad en Chile. Esta vez nos encontramos con Vincenzo Cascino, un destacado piloto y empresario del rubro, que a pesar de ser italiano de nacimiento ha vivido y corrido por Chile durante toda su vida.

La moto entra al mundo de Vincenzo cuando su padre armaba ciclomotores y le regala una para sus vacaciones cuando tenía 14 años, después de ésta experiencia la moto sería una parte importante de su vida.

La primera vivencia de carrera la tiene a los 20 años en una motoneta, por allá por  1970 cuando disputa las 24 Horas de Vallelunga en Roma, la que ganaría junto a su partner Giancarlo Rossi.

Se viene a Chile a estudiar Ingeniera Mecánica en la UC el año 1968 y conoce a Kurt Horta quien le vendería su primera moto de carrera, una TZ 250 y sufre su primer chascarro en la primera carrera al no partir la moto, en el circuito de Machali en 1973. Su siguiente participación le dejaría mejor sabor de boca al terminar 2° tras Jorge Padro, en el circuito de Peñuelas, reconocido por su larga recta.

Recuerda que Enrique Horta le dio su primera clase de velocidad y motocross.

Es en 1974 cuando gana su primera carrera en el circuito del Parque O’Higgins, disputando con Kurt Horta los primeros lugares.

También comienza a desarrollar otra faceta de su carrera como dirigente deportivo convirtiéndose en presidente de la rama de Motociclismo de la UC entre los años 1975 y 1982.

Después realiza un periplo por distintos países de Latinoamérica: Argentina, Uruguay, Venezuela, Colombia, Perú y Ecuador, donde participa en las categorías de 250 cc y 350 cc. conquistando varios títulos.

Esto sería el comienzo de una carrera Internacional donde llego a participar del Mundial de Velocidad como el piloto chileno con más asistencias. Empezó compitiendo en la categoría de 250 cc. en Alemania, Italia y España en el año 1975.

También corre en motocross, complementándose estas dos ramas del motociclismo deportivo, todos saben que la mejor escuela para la pista es la tierra. Llegó a conquistar 14 títulos como Campeón de Chile en las 2 disciplinas.

En un Campeonato Latinoamericano realizado en Vizcachas, Vincenzo le ganó a Carlos Lavado en la categoría 350 cc. fórmula internacional, a quien fuera Campeón Mundial en años posteriores en la categoría 250 cc., en motos de 2 tiempos.

Luego obtendría en 1977 un 10° lugar en Venezuela en el Campeonato Mundial en la categoría 250 cc. y ganó la categoría Latinoamericana de 350 cc.

En la década del 70 también crea la marca Eurocross dedicada a traer implementación deportiva para estas disciplinas ya que no había en aquellos años tiendas que se dedicaran  a proveer de equipamiento deportivo para la actividad. Hay que recordar que la importación de motocicletas de calle estuvo cerrada por muchos años y se reabre después del año 73. Me acuerdo de haber visitado la tienda en calle Huérfanos de Vincenzo donde podías encontrar buzos de cuero, cascos y otros accesorios, muy escasos en esa época. Era la boutique del motociclismo deportivo.

Otro de los emprendimientos de Vincenzo fue formar la Federación de BMX, más conocido como bicicross, donde generó reglamentos, organizo campeonatos de los cuales salieron Campeones Mundiales en Daytona, USA, el año 1982 en 4 categorías: Cristian Herman, serie mayores de 16 años, Gonzalo de Pablo, serie 15 años, Ruy Barbosa, serie 11 años y Felipe Ojeda, categoría 8 años. Subcampeón se corono Daniel Cristino, serie 12 años, muchos de estos jóvenes riders se incorporarían más tarde al enduro y motocross. Esta disciplina es quien más Campeones Mundiales le ha dado a Chile: 22 en total, muy por sobre otras ramas del deporte nacional. Dato desconocido por la gran mayoría de los chilenos, que pueblo con tan mala memoria para con sus figuras.

La primera pista reglamentaria se construye en los terrenos de Santa Rosa de Las Condes, predio de la UC, de donde saldrían muchos de estos campeones en años posteriores. También llego a ser Vicepresidente del Bicicross Mundial y producir campeonatos de la especialidad.

 

 

 

Pero volvamos a la velocidad donde Vincenzo en 1981 consigue un 9° lugar en el Campeonato Mundial, en la categoría de 350 cc. desarrollado en Argentina y un Subcampeonato en Brasil en ese año. Luego sufriría una grave rodada en el circuito de Hockenheim que lo mantendría inconsciente un tiempo ya que cae a 200 km por hora. Continuaría su carrera entre 1982 y 1985 en  la categoría 250 cc. participando en el Mundial en circuitos como Imola, Misano,  Mugello, Paul Ricard, Salzburgring, Hockenheim, Nurburgring, Rijeka, Buenos Aires, Goiania, Jarama, San Carlos, Daytona, Silverstone, Monza, Willow Springs, Brno.

En 1986 pasa a la categoría de 500 cc. donde corrió por el equipo italiano Valecci, después por un equipo alemán en la ex moto oficial de Kevin Schwantz, alcanzando un 9° lugar en USA, 13° en Goiana, 12° en Brno, siendo esa su última carrera.

Amigos…  sigan rodando y disfrutando de las dos ruedas con pasión y cuidado. Recuerden vestir adecuadamente, que siempre será más barato que pagar lesiones. Se los dice el Dr. Mortis que lleva siglos rodando en todo tipo de terrenos. ¡ Hasta la próxima !

Mi?rcoles 26 de Abril de 2017

El Motociclismo de

 

Velocidad en Chile

 

(5° parte)



 

Seguimos en la senda de los pilotos que han dejado huella en la velocidad y conversamos con Wiston Colvin y Gian Franco Compagnioni, dos viejos amigos que siguen cultivando esta pasión, recorriendo diferentes rutas por el placer de sentir el viento en sus caras y disfrutando de los bellos paisajes del país.

Wiston Colvin, como casi todos los apasionados por este deporte, tiene su primera moto a los 13 años, una Royal Enfield 125 cc. 2 T., en el año 1954, donde hará sus primeras armas al volante de una grandiosa, como le decía nuestro recordado Ricky Godoy. Luego vendría su debut en las carreras a los 17 años, al mando de una Vespa 150 cc, el año 1958 y en el Circuito de Chena. Con esta moto también correría Motocross.

 

Su padre es pieza fundamental en esto, un doctor aficionado a las carreras y que ayudaba a quien se lo pidiera en el campo, ya que ocupan la mesa del comedor para arreglar la moto durante las noches contra los reclamos de su madre. Como no eran una familia acaudalada siempre debe comprar motos de segunda mano, pasando por la Mondial y Montesa hasta el año 1959 cuando llega la Honda a Chile y logra entrar a trabajar ahí. Así puede comprar una Honda Sport 125 cc, bicilindrica, con la cual empiezan a mejorar los resultados. Se corría en Viñanelo Alto, Quilicura, San Miguel, en cuanto loteo hubiera disponible y muchos circuitos callejeros. También participaba, con buenos resultados, Ernesto Kausel, poco nombrado y hermano de Erhard.

Luego llegaría el equipo Honda oficial a Chile en 1960, con una moto extraordinaria para la época: la Honda 4 cilindros 250 cc. Esta moto con prestaciones de 12.000 RPM. y velocidad de punta de 222 Kh cronometrados. El año 1961 anclan en Chile la Honda con la que ganaría el Campeonato Nacional y después itineraría por diversos países de Latinoamérica.

La historia de Franco no es muy diferente ya que por el año 54 compra su primera moto desarmada: una AJS 500 cc. del 39, que debería construir, gracias a su pasión por las tuercas que hereda de su padre y tío por la rectificadora de motores que tenía la familia. Seguiría con el armado de motos Mondial que las importa su tío y las arma y con eso puede comprar su primera Mondial. Anteriormente corría con motos prestadas, corre en Limache el año 57 por primera vez en un circuito callejero e instala un taller de motos. Sufre un grave accidente pero continúa ligado a las carreras en forma intermitente y a las acrobacias a través de Los Chaquetas Negras, donde hacían las delicias de los espectadores mostrando “la pirámide”, posiciones invertidas, 8 arriba de una moto y saltando hasta 14 personas acostadas en el suelo. Usaban BMW 500 cc.

Eran tantas las ganas de andar más fuerte que buscaban subirle el octanaje a la bencina de 63 octanos de la época con naftalina, por lo que el olor a ropero era muy fuerte.

 

Luego vendría un corto periplo por Europa de otros dos viejos amigos como Edhard Kausel y Wiston Colvin, esta vez detrás de un sueño que era correr Motocross en Europa, donde Masetti les conto que en Montesa, España, les pasarían motos. Aquí es donde estos jóvenes se la jugarían el todo por el todo pero al llegar a la fábrica les dicen que la temporada terminó y que no hay más carreras hasta la próxima y por tanto debían esperar unos cuantos meses en Europa. Aquí las anécdotas son variadas y no todas se pueden reproducir pero si se puede contar que pasaron penurias, hambre, y dificultades hasta que les dicen que les pasan una moto para los dos. No se amilanan y se presentaban como el Campeón y Vicecampeón chilenos, eso sí siempre muy bien vestidos aunque sin uno en los bolsillos.

Los resultados no acompañarían a Wiston en su primera carrera. Sufre una caída en su debut peleando los puestos de avanzada quedando solo Edhard en condiciones de correr en Bilbao donde termina en 4° posición.

La velocidad se había acabado para Wiston así como para Gian Franco. El primero seguiría corriendo Motocross con una Bultaco entre los años 70-71, hasta la vuelta de Honda a Chile el 74, convirtiéndose en Team Manager del equipo.

En 1978 comenzaría a trabajar para dar forma a lo que es hoy el Campeonato de Enduro por encargo del entonces presidente de la FMC Francisco Bascuñan. Hacen el primer Raid Santo Domingo-Rapel-Santo Domingo el año 81, en parejas, participan 60 pilotos en un trazado único para la ida y vuelta, ya se imaginaran las sorpresas durante la carrera.

Para terminar la historia, Wiston en su afán de seguir promoviendo el deporte dos ruedas, creó los Super Kids, un campeonato de donde salieron pilotos como Daniel Gouet, Nico Urrutia y Vicente Bascuñan por nombrar algunos.

Amigos, será hasta la próxima y mucha atención al conducir a sus joyitas; se despide el Dr. Mortis que sigue rodando por calles, circuitos y cerros, por muchos años más.

Mi?rcoles 26 de Abril de 2017

El Motociclismo de

 

Velocidad en Chile

 

( 4° parte)

 

Las aventuras y triunfos de Pietro Morales

 


 

Retomamos esta historia de las motos de velocidad y sus pilotos volviendo hacia atrás en el tiempo. Para esto viajamos hasta el balneario de Santo Domingo para conversar con otro de los pilotos que escribieron esta historia con letras mayúsculas y quién guarda muchos recuerdos de aquella época. Nos referimos a Pietro Morales.

Como muchas de estas historias ella comienza con los sueños de un niño que anhela poder conducir una moto a sus tempranos años. Para esto debe esmerarse en dejar reluciente la moto de su padre, Pedro Pablo Morales, quien fuera el primer presidente de la FMC, -ya lo habíamos mencionado antes-, el premio era que su padre le enseñaba a manejar su moto el fin de semana y cuando menos lo esperaba ya se encontraba conduciendo la moto. Solo tenía 12 años. Es por eso que a la edad de 14 años le regalan su primera moto, una Excelsior 125 cc., moto que cambiaría por otra en menos de 2 meses.

 

Corría el año 1948 cuando acompaña a un ciclista como stayer en su participación en el Velódromo del Estadio Nacional. Ahí lo invitan a correr ya que en esa época corrían bicicletas y motos juntas, celebrando el 10 aniversario del recinto, montado sobre su Triumph 350 cc. y participa de la categoría 500 cc. estándar, ganando ahí su primera carrera.

Por esa época llega una moto HDR Vincent 1000 cc., apodada la sombra negra, que desarrollaba 180 Km x hora, una bicilíndrica con muchos avances para la época: ajustes altura pedalines,  para palanca de cambio y freno como también para el sillín.

Quien compra las dos únicas que llegan a Chile es Emanuel Cugniet, otro piloto de la época, junto a  Lorenzo Baroli, Bartolome Ortiz y Raul “Papin” Jaras, quienes corrían en auto y moto, porque las ganas eran demasiadas para satisfacerlas con una disciplina.

 

Un par de meses después Pietro tendría su primer gran desafío: la carrera Nos-Talca donde el pavimento solo llegaba hasta antes de San Fernando, con puentes improvisados con madera para las motos y que causarían su primer accidente mientras punteaba la carrera al pinchar un neumático y perder la visión por el adelantamiento y no poder curvar.  Termina entre zarzamoras pero sin lesiones graves, más dolido en su orgullo y por la moto. Esta carrera la gana Emanuel Cugniet con un promedio de 115 Km x hora. Por esa época aparecían los primeros cascos Cromwell, ya con sello homologación, el resto seguirían siendo las chaquetas y pantalones de cuero, con sus respectivas botas porque no había más equipamiento.

Meses más tarde su padre, vendiendo el reloj de oro de su madre, le regala para su cumpleaños una Triumph Speed Twin 500 cc.

Después en 1951 le compraría a “Papin” Jaras una Douglas 350 cc. nueva, bicilindrica con cilindros horizontales que estrena en una pista usada en Santo Domingo para carreras de coches con caballos de 800 mts. Fatal porque la moto se funde luego que le ponen un aceite más grueso.

Sigue participando en carreras como la primera ascensión al Cerro San Cristóbal en 1953, largando en la entrada y con meta en la cumbre. El titular del diario rezaba “se cayó, se paró y ganó“, en esa época la prensa cubría extensamente estos eventos. La carrera la hizo en 4,59 minutos, sobre un camino de tierra. Organizaba Green Cross, llamado el club de Los Pijes, y el Gran Premio lleva el nombre de “Augusto Larrain Morandé”, otro piloto de autos del club.

En esa época se corría en Talca en un velódromo con rectas de tierra y curvas pavimentadas con peralte, todo un desafío de conducción pero también existía el circuito Los Dominicos, de 4 Km, el Chena y otras carreras por calles y carreteras.

Pietro Morales participa en carreras en Mendoza y Lima, junto a pilotos como Federico Latcham, Rogelio Espinoza, Ernesto Kausel y Enrique Horta

En aquel tiempo no había Campeonato Nacional ya que aún no se fundaba la FMC. Eso llegaría el año 1955 pero el club Green Cross organizaba las 100 Millas, en el llamado circuito Tajamar, un trazado callejero entre los puentes del Arzobispo y Pedro de Valdivia, por Costanera y Santa María, con la presencia del equipo italiano de campeones mundiales en 1951, con Umberto Masseti, Nello Pagani y Alfredo Milani. Era otro tiempo del motociclismo ya que hoy parece casi imposible cerrar calles para una carrera de motos.

Pietro Morales fue Tri- Campeon chileno entre los años 1956-57-58, en la categoría 500 cc. en trazados como el  Velódromo del Estadio Nacional, Motódromo de Limache, Cerro San Luis, Los Dominicos y en Chena, algunos circuitos callejeros. Después de esta tiempo deja de participar en las carreras pero sigue ligado al motocross como a circuitos callejeros hasta finales de los años 60.

La actividad de la velocidad tendría un bajón a partir de 1963, a causa del cierre de la importación de motos durante el gobierno de Alessandri.

Nosotros seguiremos buscando a los protagonistas y sus historias en nuestra pasión por la velocidad.

Será hasta la próxima y mucha atención al conducir a sus joyitas. Se despide el Dr. Mortis, que sigue rodando por calles, circuitos y cerros…

 

Dr. Mortis

Páginas (2):   12   »
Ingresar >
Nuevo usuario

Síguenos en:

Revista SMotos

Argomedo 376 - Santiago de Chile / Fonos: (+56 2) 2635 4489 - (+56 2) 2222 0594

síguenos en:

Powered by: Quacrom.com