smotos

Inicio > Editoriales Páginas (4):   «   1234   »
Martes 05 de Enero de 2016

LOS ORGANIZADORES

Extraña y compleja raza la de los organizadores de carreras.
La mayoría se asoma al oficio –porque no es profesión que se da en universidades ni institutos- desde la intuición, como oliendo algo bueno…para el deporte, el desarrollo social, para sus propios hijos, para un nicho grande o pequeño de aficionados.
También, por supuesto, para el bolsillo, tratando de ubicar una huella nueva o una forma de allegar recursos.
Pero quedémonos con lo primero, con ese afán hasta masoquista de ver cómo otros disfrutan mientras él, estoicamente, se preocupa de cada detalle para que la función parta, se realice dignamente y termine entre aplausos, entre risas.
El organizador no es lo mismo que el “productor”, aunque a veces vengan 2 en 1, haciendo ambas funciones.
El primero crea, dibuja entre sueños su ideal de carrera o de campeonato, le da una forma reglamentaria en un espacio apropiado, con las categorías que piensa serían las más adecuadas. El productor, por su parte, “produce” el evento, lo sube al escenario, vistiéndolo desde el paddock completo hasta el tarimado de premiación. Es el ejecutor de la obra.
Más difícil, claro está, para quien aparece ante los demás como el dueño del espectáculo, como el tipo a criticar en caso que algo salga mal. Para quien debe poner el pecho a las balas por accidentes, temas de seguridad y medioambientales, entre otros.
Generalmente, o siempre, sufren por el tema de auspicios (cuesta convencer a las empresas del “gran proyecto”), de pegas encargadas a terceros, porque falló el audio o no llegó la ambulancia, porque aparecieron los ecologistas furiosos con un saco de demandas, porque los inscritos fueron pocos o porque el polvo que se levantó no era el verde de Wimbledon.
Peor si, más encima, no apareció en la tele, ni en diarios ni en la única revista especializada.
Muchísimo peor, ¡Oh my God!, si la señora lo reta después en la casa porque apareció tardísimo, porque coqueteó “más de la cuenta” con las promotoras, y no se limpió las zapatillas embarradas antes de entrar a casa.
Ojalá le haya quedado alguna luca, porque ahí sí que el desastre sería completo.

Martes 05 de Enero de 2016

UN CARLO PANAMERICANO

Desde el 4 de julio pasado hasta la fecha algo cambió realmente en nuestro panorama. Ya no está Carlo de Gavardo Prohens y eso se siente, duele.
Se han sucedido los recuerdos, homenajes, conversaciones entre amigos y entre quienes solo lo vieron en algún momento por la tele o en alguna entrevista.
Carlito, bien lo sabemos, era de todos.
Y ese vacío, de sentir que no entrará más por la puerta de tu oficina, que no preguntará por cada uno de los tuyos, que no irá saludando de allá para acá a la gente, que no te visitará si te caíste de la moto, que no te tirará la talla a lo “Carloco”, que no hablará largo en los lanzamientos, se irá haciendo cada vez más evidente.
El silencio, la ausencia, pueden ser más estruendosos que el Big Bang, que la explosión más sonora.
Como verdadero campeón, Carloco sigue cosechando medallas…Así lo manifestaron la triatleta Bárbara Riveros y el esquiador náutico Felipe Miranda en los Panamericanos de Toronto, Canadá, quienes le dedicaron sus oros al Cóndor de Huelquén, al motociclista, al hombre, que nos sigue enorgulleciendo.
Las Copas en su nombre se repetirán de aquí en más…porque todos quieren decirle algo, tal como él se los dijo a tantos antes de su último viaje, de esos que amaba.
Estará con nosotros siempre, como en la docena de portadas que se ganó en SDeportes-Motos, en las cientos y cientos de páginas, artículos periodísticos, que nos hizo escribir desde que lo conociéramos en el año ’89. Cada frase, cada recuerdo, traerá nuevamente a la pista a Carlo de Gavardo Prohens.
Hoy, volvemos sobre sus pasos y varios de sus amigos, familiares, dan su adiós, aprovechando la Revista de invitar a todos quienes tengan aventuras, anécdotas, fotografías, conversaciones profundas y de las otras con Carlito, nos la hagan llegar.
¿La portada N° 272?...algo fresco, entretenido, juvenil, para pasar las penas. Carlito más de un comentario habría aportado…seguro.

Martes 05 de Enero de 2016

LO QUE NOS UNE

En términos sociológicos el deporte es una de las actividades humanas que más unen a los pueblos, más allá que haya sido utilizado políticamente una y mil veces.
En Chile, todos nos hemos puesto detrás de un Chino Ríos, Feña González, Nico Massú, de un Martín Vargas, unas “marcianitas” del Hockey, de Eliseo Salazar, “Lobo” Vera, Tomás González, Carlo de Gavardo, Chaleco López o un Perro Casale, cuando el hecho deportivo lo ha ameritado.
El fútbol, por más que sea vapuleado por un sector de nuestra feligresía (por restarle todo protagonismo a los deportes llamados “chicos”), genera sentimientos y pasiones quizás más allá de lo razonable. El Ballet Azul, Colo Colo ’73, la Selección del  ’62, el Colo campeón de la Libertadores, la “U” campeona de la Sudamericana, terceros puestos en mundiales juveniles, bronce en Juegos Olímpícos, Copa América, etc., han sido portaestandartes de la pelotita.
Una pelotita, ¡qué duda cabe!, que es capaz de aunar por días o semanas clases sociales, colores políticos, confesiones religiosas, ciudades antagónicas…capaz de invisibilizar los casos Penta, Caval, Soquimich, la colusión de las farmacias, el tema mapuche y hasta el ronronear de fuego de los volcanes.
Nos abrazamos con los goles de Alexis, de Charles, de Varguitas, y la mitad del país no se escandaliza con el “Vidalazo” y su Ferrari, al menos, lo disculpan. Pero todos tenemos opinión.
Son contados los sucesos  que dan identidad al pueblo chileno, la Teletón sin duda, un terremoto de aquellos, la supervivencia de los 33 mineros, el caso Zamudio, la Ley Emilia o la Ricarte Soto. El fútbol nos llama y nos congrega.
Pero la MOTO es un fenómeno que, en menor escala, también consigue crear clanes y una sola gran TRIBU. Los motoristas se identifican, se respetan, se ayudan y comparten un estilo de vida, más rico que el que supone cualquiera.
La Tribu se agranda en todo el país, acicateada por la libertad, agilidad, movimiento, ahorro, que dan las 2 ruedas, versus la contaminación ambiental, los Transantiagos, los parkings y  altos costos de mantención.
Cuando ya estamos cerca de las 200 mil motos en calle y cuando los competidores suman 5.500 en todo Chile (estadísticas SMotos N° 270), podemos pensar que ese hecho de rodar y rodar identifica a un grupo importante y nos conjunta, nos da carácter

Martes 05 de Enero de 2016

PRIMERO EL DAKAR, LUEGO EL DESAFÍO Y ¿AHORA?…

“¡Te están buscando matador!”, pareciera ser la frase exacta para definir la persecución que sufriera por años el off road europeo y que ahora se hace evidente en Chile por la acción de grupos “ultras”, funcionarios oscuros y por entidades parapetadas en la legalidad de las cosas, no en el criterio y el espíritu de la ley.
Después de 7 años ininterrumpidos se fue de nuestro Norte Grande el Rally Dakar, el más famoso y mediático del mundo, por desinterés del gobierno de turno (algo muy respetable si se quieren volcar recursos en otras áreas o no creer en la llamada “Imagen-País”), como también por el ruido permanente de arqueólogos  apocalípticos, Consejo de Monumentos Nacionales y, supuestamente, por comunidades indígenas.
Los franceses de ASO no son santos de nuestra devoción y, lógicamente, su vocación conquistadora (desde los tiempos de Carlomagno y siglos después de Napoleón), los hace quererlo todo, dando poquito, vidrios de colores. Pero que organizan el Gran Evento de rally, lo organizan.
Todos los años con la misma cantinela : “Que pasaron por áreas protegidas”, “que los geoglifos”, “que la piedra sagrada”, vestigios que debieran estar chequeados y claramente registrados desde hace 130 años por lo menos, cuando esa tierra les pertenecía a bolivianos y peruanos, ¿o no?. Pareciera que la pega se la han hecho motos, quads, UTV y camiones, cuando levantan polvo por huellas ya cinceladas y aparecen, mágicamente, piedras no protegidas.
Ahora le tocó el turno al Desafío del Desierto –antes Rally del Desierto-, que lleva 15 años desarrollándose en esa pampa chilena que ha sobreexplotado y bombardeado la minería por siglo y medio. La acusación en su contra : “daño a ruta milenaria, caravanera, ubicada en parque de geoglifos Chug-Chug”
Vale decir, supuesto daño a rutas pre-hispánicas (no a geoglifos), pre-existentes, por donde pasaron hombres a pata pelá, nuestros antepasados, pero también vehículos de carga, como si no pisáramos el mismo suelo desde hace miles de años… Piedra sobre la piedra (Neruda), es como construimos.
Que las autoridades den los permisos correspondientes pues, basándose incluso en los sesudos estudios de arqueólogos. Que reglamenten sabiamente, sin irse a los extremos y hacia el fundamentalismo, una interacción entre paisaje-deporte motorizado que proteja también esta actividad física, social y libertaria.
Somos defensores del patrimonio y del medio ambiente, pero sin castrar otras actividades humanas…regulémoslas.
Primero el rally, ¿después será el enduro?, que nuestras autoridades tengan una voz al respecto.

Martes 05 de Enero de 2016

2.000 PILOTOS, 104 PÁGINAS, 110 MIL VISITAS

Nuestra portada 269 dice relación con el suceso planetario que tuvo lugar hace poco en Talca. Los mejores del mundo se reunieron en el Maxxis Enduro FIM 2015 para ofrecer un espectáculo único a quienes llegamos al Fundo Maitenhuapi, en Panguilemito.
Hay suficiente material de ello reflejado en estas páginas.
Por lo mismo miramos hacia un fenómeno posterior, bastante inusitado…¡2.000 corredores chilenos en acción durante dos fines de semana!, en 10 carreras diseminadas a lo largo del país.
¿Cómo llegamos a esto?, ¿cuál será la razón de fondo en medio de un país que, más bien, ha navegado en la incertidumbre por tantas reformas?...Ha crecido el mercado de la moto, es cierto (pese al 12% en contra del 2014), pero también se han consolidado campeonatos que antes no existían o que no daban más que para “pichangas”.
Junto con el decaimiento del Nacional FIM (analizado ya en reiteradas ocasiones) se han fortalecido los zonales, el Hare Scramble, el 3Arenas, Gran Prix de Putú, el FIM Junior, mientras nacen apuestas interesantes como el Metropolitano FIM de enduro. También se han incrementado –gracias en parte al Dakar- las competencias off road, aprovechando de mencionar los 15 años del Desafío del Desierto, desplegados en esta gruesa revista.
Otrosí, importantísimo: gracias a la visión y empuje de varios organizadores privados como también clubes, la competencia ya no se corta como antes, de noviembre hasta marzo, porque enduristas y crossistas cuentan ahora con fechas veraniegas de relevancia, cuestión que favorece el uso de la moto y, por supuesto, a las marcas.
Tanta moto dando vuelta, tanto entusiasmo, tanta adrenalina, debe ser canalizada y nada mejor que a través de nuestro medio especializado, una “SMotos” con 27 años de tradición y que hoy entrega a sus feligreses ¡104 páginas de acción!, rompiendo sus propios récords en un país que no es aún “tuerca” y que no tiene ni el 10% de gente como el mercado  mexicano, por ejemplo (donde sus publicaciones de motos andan por las 144 páginas).
Asimismo, nos enorgullecemos de las 110 mil visitas (35 mil únicas) que congrega mes a mes nuestro portal web www.smotos.cl, apoyando este auge tan significativo y, ojalá, permanente.

Martes 05 de Enero de 2016

“EL REINO DE LOS MEJORES”

Pareciera ser que nunca más estaremos preocupados por el número de pilotos que concurran a una fecha del Nacional de Enduro.
Sólo evocaremos, de vez en cuando, como los viejos en la mesa del dominó, los 420 pilotos de Talca y de Curicó en el año 2011.
Junto con la llegada de una nueva fecha mundialista en la capital de la VII Región (la organizamos por tercera vez : Welcome, bienvenue, benvenuto, tervetuloa, bienvenidos a todos), el enduro chileno, ese que se lanzara a la competencia en 1981, vive su propio via crusis por culpa de un debut 2015 con 135 pilotos en La Vacada, en un circuito tradicional nada de novedoso, lejos de los centros urbanos y con los mismos de siempre entre el “público”, pese al ingreso de un sponsor marketero como Chevrolet tomando el lugar de SsangYong, que por algo se fue a otras disciplinas.
La mayoría pensaba –pensábamos- que mientras más competidores tuviera un Nacional, mucho mejor, pese al esfuerzo de escribir de tantas categorías, porque todos querían llevarse medalla a casa. Que mientras más pilotos y teams llegaran a la cita, hasta sobraría plata a los clubes (CNE, APE y Derrapando) para pasar unas lucas a las selecciones y efectuar esas alegres asambleas a las que tenían acostumbrados a sus socios.
¡Qué importaba si hubiera o no un auspiciador principal que nos obligara a montar un show a los costados de un mall o en la plaza del pueblo!.
Pero hubo quienes pensaron de otra manera, quizás entre 4 paredes, sin divulgar demasiado sus planes de acción: El Campeonato Nacional (nombre que se lo puede dar solamente la Federación de Motociclismo, reconocida por la FIM) tenía que bajar su quórum, llenarse de reglamentaciones internacionales, de seguros, cronometrajes engorrosos,  para ser el nicho de “LOS MEJORES”, de esos héroes espartanos que no comparten con nadie más la gloria.
Quizás se les pasó la mano a la FMC, a la productora y a los clubes que, con gran eficacia, provocaron que el Nacional se fuera a manos ahora de una Comisión de Enduro, en sociedad con la citada productora.
El Club Nacional de Enduro reaccionó tarde, pero no defendió lo suyo, lo que fundara hace tanto tiempo, yéndose de la CONAEN y refugiándose en un Metropolitano que, seguramente, contará con más participantes…Ninguna gracia, si ahora eventos como el Hare Scramble, Zonal Centro y Zonal Sur de la Araucanía convocan sobre 400 a 500 competidores.
Miremos, sin embargo, el vaso medio lleno : Por fin las cartas están sobre la mesa y veremos si, pese al clamor popular (orquestado por muchos que quisieran decir  “somos campeones chilenos” sea cual sea la categoría), se persiste en la línea de “un Nacional Pro de pocos pilotos”, sin recular en lo ya hecho, aunque se pierda o empate en el dinero en un año que ya partió.
Cada cual tomará el rumbo que quiera, corriendo donde les parezca…Ojalá, eso sí, sin ver cómo se desparraman los súperexpertos, Juniors y expertos por los distintos torneos, debilitando o dando un golpe letal al “Reino de
 los Mejores”.

Martes 05 de Enero de 2016

ESA ES LA ACTITUD…

La palabra “actitud” tomó verdadera vigencia cuando el bigotón Xavier Azcargorta dirigió por un corto tiempo la Selección Chilena de fútbol. Claro que el entrenador español, alejado de su cargo por los magros resultados y hoy al mando de Bolivia, hablaba de “astitud”, con “ese”.
Fuera como fuera resulta una bonita palabra para reflejar un modo de enfrentar la vida, con ganas, deseos de superarse, con una dosis precisa de ambición, sin achicarse frente a nadie.
Lo que, a propósito del recién finalizado Campeonato 3Arenas, nos recuerda la actitud de Diego “Torito” Rojas, el Diego de la gente, a quien aprovechamos de agradecérsela en esta editorial. La misma que tuvo al momento de sacar un oro en el Six Days de Sachsenring, Alemania (con un segundo lugar notable en una de las especiales), y la que demuestra ante el compromiso deportivo que, por algo, lo tienen como campeón chileno de la trophy E1 y como uno de los mejores pilotos latinoamericanos del momento.
No resulta una infidencia contar que en el mes de diciembre del 2014 estuvimos frente a frente con 4 pilotos de nuestros súperexpertos, quienes se comprometieron a competir en todas las fechas del 3Arenas.
Lesiones más, lesiones menos, vacaciones más, vacaciones menos, el ÚNICO  de los 4 que respetó su palabra fue el “Toro” y con tantas ganas de arrasar con todos, de responder a sus auspiciadores, a la revista que lo ha apoyado desde niño, que se transformó en un tsunami en Mantagua y Los Vilos. La mala fortuna, eso sí, se le subió al anca de la moto en la ESEmar y, después de un sólido comienzo, se fue al suelo y debió abandonar, quedando ¡cuarto! en el ranking del torneo arenero.
Ni se despidió, de enojado que estaba. Lo queríamos abrazar y felicitar, pero ahora le enviamos nuestros saludos, el orgullo que sentimos por pilotos como él, por esa “actitud”, por esa “vergüenza” deportiva que exhibe en las pistas, que lo acerca a la gente y lo hacen un GRANDE.
Bien por Torito y también por el Chaleco López quien, en un gesto, en una de esas actitudes que reconforta, nos llamó personalmente para agradecer el especial que le dedicamos en la Revista N° 265, “donde resumieron en forma excelente los principales hitos de mi carrera en las motos”.

Martes 05 de Enero de 2016

EN “MODO” ARENA

La definición de Wikipedia para la “arena” es : un conjunto de partículas de rocas disgregadas. En geología se denomina arena al material compuesto de partículas cuyo tamaño varía entre 0,063 y 2 milímetros (mm).
Para nosotros es un tipo de terreno esencial para la práctica del enduro, cross y rally actual.
Ya sea en un Latino en Pichilemu, en un infernal Six Days (San Juan, Argentina), en un extremo Dakar o en alguna de las fechas del Campeonato 3Arenas que, al cierre de esta edición N° 266, culminaba con la ESEmar.
Nuestros pilotos le han hecho el quite por décadas, pero invariable y porfiadamente, se les ha aparecido en cuanto evento nacional o internacional se realiza, no siempre con los mejores resultados.
Para colmo, los argentinos –que tienen poquita a disposición- también nos han pasado lista en dicho grip.
Los Quintanilla son una excepción, seguramente porque nacieron a las orillas del Pacífico, porque el conjunto de partículas de rocas disgregadas estaban en el patio de la casa. Entre Pablo y Leo ganaron 5 Copas ESEmar, mientras que “Quinta a Fondo” se consagró este año en el Dakar, con un 4° puesto que lo vio volar sobre dunas de Copiapó, en la Bajada de Los Verdes o sobre el temido fez-fez.
A nivel de élite, nadie le huye…Ya vimos en acción el año pasado en Ritoque al campeón mundial Alex Salvini, tal como ocurriera antes con un Giovanni Sala, un Passeri, Rodney Smith o Iván Cervantes.
Un piloto completo debe manejar en todo tipo de pistas, incluyendo trialeras que pasan por rocas, neumáticos, troncos mojados y por esa arena que muchas veces se pega a la moto como si estuviera enamorada de ella.
SMotos lo sabe y por ello, hace 3 años, junto a los Zonales Centro y Norte de Enduro, a los cuales se sumó en esta temporada el Team Moreno de Viña del Mar, inició un campeonato 3Arenas que se metió de inmediato en el ADN de los todo terreno.
El hare de Pelluhue y el Gran Prix de Putú también son expresiones multitudinarias de nuestro deporte, invitándolos a levantar en el 2016 un Campeonato Chileno 5Arenas, único en el mundo.

Martes 05 de Enero de 2016

NOS ESTAMOS VIENDO, CHALECO

No podemos asegurar que ésta sea nuestra última portada con Chaleco López.
Si bien ya anunció su retiro de las motos para pasarse al escuadrón de los autos, sigue siendo piloto de la casa.
Quizás no tan amigos como hubiésemos querido, pero aplaudiendo una carrera brillante, a un coraje que lo tuvo más tiempo del debido arriba de su montura y a una faceta humana destacada por todos.
Partimos con él de peque, cuando el “Chalequito” comenzaba a deslumbrar en el motocross, flameando como nadie en las mesetas y en las dobles olas, haciendo honor a ese alias familiar. ¡Qué gran apodo lo ha acompañado hasta hoy!, reconocido hasta por los medios extranjeros.
La gente lo seguía en el MX y tronaba la galucha.
Llegó luego al enduro –disciplina desconocida y “fome” para el curicano, que resultó ser tenino- para radicarse un tiempo en el nicho de Carlo de Gavardo. Venía de crack y, como tal, no podía perder. Con el “Vivaceta Fútbol Club” cambió de moto en los cerros y fue castigado por ello, arribó en helicóptero a alguna carrera todo terreno, recibió descalificaciones, pero terminó imponiéndose en un medio donde, de seguro, tiene hasta hoy a sus mejores partners.
Ganó la SDeportes en Pichidangui –imponiéndose al campeón mundial Gio Sala-, logró la primera medalla de oro para el enduro chileno en Brive La Gaillarde en Francia y, tal como recordara Toño Hasbún, se dio el gusto de llevarse a la espalda a todos los astros del mundo en el Súpermotard del ISDE de Fortaleza en el 2003, ganando su segundo orito.
Pero su techo no estaba ahí, como le dijo el propio Carlo.
El Dakar, los rallies internacionales, debían ser su meta.
Si había dominado con habilidad las Honda, las Yamaha, no le asustarían las Aprilia ni las KTM.
Aparecieron los primeros éxitos y con ello las relaciones públicas, grandes sponsors, equipos multidisciplinarios y los medios masivos de comunicación. Hubo que dejarlo ir, como los hijos pródigos, extasiados con el nuevo mundo.
Fue campeón de la FIM, pero no ganó muchas carreras Chaleco, sí muchísimas etapas en el Dakar, llegando a situarse entre los 3 mejores pilotos del mundo junto a Marc Coma y Cyril Després. Dos terceros puestos en el rally más mítico del planeta, uno con sabor a 2° como nos recordaría Guayito Kovacs, y premios del Círculo de Periodistas.
“Pancho” López nos prestigió en todo el mundo, pero también pagó caro con múltiples lesiones, rozando la muerte.
Hoy deja las motos para conducir autos, a lo Peterhansel.
Le deseamos lo mejor porque, quién sabe, capaz que lo tengamos de vuelta en alguna portada de SMotos celebrando (como en una Pascua de smoking o en el número 200 de nuestra revista) algún triunfo esplendoroso en los coches.

Martes 05 de Enero de 2016

LA SUCESIÓN

En las familias la cuestión de herencia es fundamental, trascendente.
No sólo en el tema siempre delicado de las platas, sino que en una cuestión de “sangre”, de “genes” que se lleva de por vida.
En las familias del enduro, del cross, velocidad o rallies también lo palpamos y ahora que pareciera cerca el retiro, el ocaso en las dos ruedas, de Francisco “Chaleco” López se nos hace como urgente encontrar su heredero, un reemplazante que nos deje bien posicionados en cada carrera internacional que asuma.
Ya ven lo que nos ha pasado en el tenis, con chiquillos aún “verdes” –aunque talentosos y con futuro- que no han podido borrar los apellidos González ni Massú del lenguaje coloquial.
Chaleco, desafortunadamente para sus fans y para todos quienes componemos el nicho motociclístico, está muy cerca de dejar su trono, hasta donde llegó por tantas cicatrices de guerra, perseverancia, por un talento innato que lo acompañó desde pequeño y por el respaldo que recibió de muchos.
Fue campeón mundial cross country, ganó rallies y sumó podios en el Dakar, pero el cuerpo –tal como ocurriera en su momento con Carlo de Gavardo- ya le está diciendo ¡basta!
The Games of Thrones (el Juego por el Trono, por el sillón imperial) partirá junto con el Dakar 2015 y vemos, a los menos, 4 “príncipes” que irán por su corona real. El orden de favoritismo lo ponen ustedes, así que por orden alfabético se presentarán en esta justa de caballeros Daniel Gouet (Honda South America Rally Team), Jeremías Israel (HRC Honda), Pablo Quintanilla (piloto soporte KTM) y Claudio “Burrito” Rodríguez ( KTM-Tamarugal)
Los 4 son buenos para la moto, sin embargo, para suceder a un Rey, hay que contar con los talentos, el carisma, los respaldos económicos para disputar carreras, oficinita de marketing & prensa, buenos consejeros, equipo multidisciplinario (médico, psicólogo deportivo, kinesiólogo, preparador físico), resultados deportivos y hasta un apodo bien puesto, tal como ha sido el sello “CHALECO” por tantos lustros.
La batalla está planteada.

Páginas (4):   «   1234   »
Ingresar >
Nuevo usuario

Síguenos en:

Revista SMotos

Argomedo 376 - Santiago de Chile / Fonos: (+56 2) 2635 4489 - (+56 2) 2222 0594

síguenos en:

Powered by: Quacrom.com